21 de junio de 2006

México.- Cemex considera que la RSC le otorga "un mejor posicionamiento" y un "mayor compromiso de sus empleados"

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cementos Mexicanos (Cemex) considera que la responsabilidad social corporativa le otorga un "mejor posicionamiento" y un "mayor compromiso de los empleados" con la compañía, según destacó en una comparecencia reciente su presidente para América del Norte, Francisco Garza Zambrano.

Asimismo, destacó la satisfacción de haber ayudado a las diferentes problemáticas a las que se enfrentan los diferentes países donde trabajan. Por el momento, un total de 150.000 familias se han beneficiado de la rebaja del precio de sus materiales pero la meta de la empresa es llegar a dos millones de familias, según recoge el boletín 'ComunicaRSE'.

Sus programas se aplican en países como México, Egipto, Colombia, Venezuela, Nicaragua, Filipinas o El Salvador. En primer lugar, la cementera mexicana observa las diferentes necesidades que puedan tener estas poblaciones y, una vez localizadas, actúa "antes de que se le solicite apoyo".

"Tratamos de ir adelante, a la vanguardia de lo que se nos pide", agregó Garza, tras asegurar que todas las actuaciones en materia de responsabilidad social que adelanta la compañía se realizan "por convicción".

Por otro lado, rechazó que la RSC sólo tenga que ver con grandes empresas ya que, en su opinión, "en toda actividad productiva se puede contribuir en cierta medida". "A nosotros nos ha dado muy buen resultado como posicionamiento de mercados y nos sentimos mas cómodos y a gusto porque estamos devolviendo algo a la sociedad", señaló.

Su principal programa, denominado 'Patrimonio Hoy', consiste en abaratar el cemento para las personas con pocos recursos y de esta manera facilitar su acceso a una vivienda digna, cuyo coste se ve disminuido entre un 30 y un 35%.

Asimismo, consiguen en un periodo más corto de tiempo su nueva casa, pasando de tres a cuatro años que tardaban antes en construirla a unos 15 meses. "Cerramos un círculo sin cobrar intereses, tenemos más ventas y el negocio se mantiene. Les ayudamos a organizarse y les cobramos algo para que tenga valor para ellos", concluyó.