14 de diciembre de 2012

El Congreso aprueba la Ley de Ingresos para 2013, que prevé un crecimiento menor al de este año

MÉXICO DF, 14 Dic. (Reuters/EP) -

El Congreso de México ha dado este jueves la aprobación final a la Ley de Ingresos para el 2013, que incluyó una proyección de crecimiento económico menor al que se espera para este año en medio de la incertidumbre por el rumbo de la economía de su mayor socio, Estados Unidos, y Europa.

El Senado avaló el jueves, con 101 votos a favor y 16 en contra la ley, la primera parte del proyecto de presupuesto de la segunda economía latinoamericana, remitida la semana pasada por el presidente Enrique Peña Nieto, que asumió el cargo el 1 de diciembre. La norma ya había recibido el visto bueno de los diputados esta semana por lo que fue enviada al presidente para su promulgación.

El Congreso aprobó un cálculo de crecimiento del 3,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2013, por debajo del 3,9 por ciento previsto para este año, ya que se espera que siga afectando la crisis de la zona euro y la delicada situación fiscal en Estados Unidos.

"El objetivo de aprobar hoy la Ley de Ingresos a tiempo es que manda una señal a este mundo convulsionado que envuelve la economía mexicana", ha señalado el senador David Penchyna, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece el presidente.

Los legisladores también acordaron ratificar la meta de déficit fiscal cero propuesta por el Gobierno, calculada sin contemplar la inversión del monopolio petrolero estatal Pemex, y un déficit del 2,0 por ciento del PIB al incluirla. Para este año, el Congreso había aprobado un déficit fiscal del 0,4 por ciento del PIB, sin contemplar la inversión de Pemex.

El Congreso modificó a 86 dólares, desde 84,9 dólares, la estimación incluida en el proyecto original para el precio promedio del barril de petróleo, con el que el Gobierno basa sus proyecciones de ingresos.

Con este cambio, además de modificaciones en las estimaciones de captación por el cobro de varios impuestos, se aprobó un aumento en los ingresos de 25.000 millones de pesos (1.948 millones de dólares) frente a la iniciativa original.

La ley incluyó una producción de 2.550 millones de barriles por día de petróleo y exportaciones por 1.183 millones de barriles diarios. Las exportaciones de crudo son fundamentales para las finanzas públicas de México, pues representan alrededor de una tercera parte de los ingresos del Gobierno.

La norma estableció la proyección de una inflación del 3 por ciento en 2013, en línea con el objetivo del banco central.

La Ley de Ingresos prevé un total de 3.956 billones de pesos (unos 310.000 millones de dólares). La propuesta original del Ejecutivo era de 3.931 billones de pesos. La Ley de Egresos, la parte restante del presupuesto, debe ser sancionada sólo por los diputados antes del 31 de diciembre.

(EUROPA PRESS)