20 de diciembre de 2014

México y EEUU alcanzan un acuerdo final sobre el comercio azúcar

MÉXICO DF/NUEVA YORK, 20 Dic. (Reuters/EP) -

México y Estados Unidos han alcanzado este viernes un acuerdo final para terminar con meses de una fuerte disputa sobre el comercio de azúcar que amenazaba con convertirse en una guerra comercial más extensa entre ambas naciones.

Los dos países, socios junto con Canadá en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmaron acuerdos que evitarán fuertes aranceles por subsidios y cuotas compensatorias al azúcar mexicano, ha indicado el Departamento de Comercio de Estados Unidos a través de un comunicado.

Las importaciones mexicanas del edulcorante al mercado estadounidense se habían restringido desde que el Departamento de Comercio decidió en agosto y octubre imponer aranceles por subsidios y solicitar depósitos en efectivo a los importadores.

En el acuerdo final, logrado tras intensas negociaciones esta semana en Washington, México y Estados Unidos modificaron partes de un acuerdo preliminar anunciado a finales de octubre.

El acuerdo preliminar fue criticado por muchos agentes del sector en Estados Unidos, incluyendo las refinerías, que dijeron que podría amenazar su supervivencia. Sin embargo, otras voces señalan que el acuerdo es poco equitativo para los productores mexicanos y muestra el enorme poder que tienen los refinadores estadounidenses.

NUEVOS PRECIOS BASE

El acuerdo final eleva los precios de referencia tanto para el azúcar refinada como la sin refinar. Así, el precio piso para la refinada se estableció en 0,26 dólares por libra, sobre los 0,24 dólares por libra del pacto preliminar. Para el resto de los tipos de azúcar se fijó en 0,2225 dólares por libra, frente a los 0,2075 dólares por libra previos.

También se ha confirmado una cláusula que establece que México abastecerá el 100 por ciento de la demanda adicional de azúcar de Estados Unidos después de que productores estadounidenses y otros países con cuotas ya fijadas hayan cumplido con sus suministros.

Además, se reduce el monto para las exportaciones de azúcar refinada mexicana a un 53 por ciento del total de los envíos, frente al 60 por ciento fijado anteriormente.

El acuerdo final, que según observadores pareció tambalearse por algunos momentos, termina con meses de tensiones después de que productores estadounidenses presentaran una demanda acusando a los ingenios mexicanos de inundar con azúcar subsidiada el fuertemente protegido mercado de Estados Unidos.