19 de enero de 2007

México/EEUU.- México venderá a EEUU 150.000 barriles de petróleo menos al día debido a un descenso en la producción

CIUDAD DE MÉXICO, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

Estudios de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) advierten de que los próximos cuatro años venderá a Estados Unidos 150.000 barriles de petróleo menos al día debido a su menor capacidad de producción.

Expertos señalan que la caída en los niveles de producción se debe al agotamiento de los yacimientos, especialmente el de Cantarell, de donde se extrae cerca del 60 por ciento de todo el hidrocarburo mexicano, y al tiempo que tardarán en alcanzar su nivel pleno los pozos que fueron descubiertos recientemente.

Un informe de Pemex, al que tuvo acceso el diario local 'El Universal' prevé además que durante los siguientes 12 meses la empresa cancelará los embarques de crudo para maquila que envía a la refinería de la petrolera Shell en Deer Park (Texas), lo que podría encarecer las importaciones nacionales de combustibles como la gasolina Premium Ultra Bajo Azufre (UBA).

Pero lo más relevante, según el documento, es que Pemex podría perder participación en el mercado estadounidense ante la imposibilidad de cumplir con sus clientes. Esta situación significaría una oportunidad para que Brasil, Venezuela y Canadá cubran parte de la cuota que dejaría la petrolera mexicana.

DIFÍCIL RECUPERACIÓN DE MERCADOS

Rosendo Zambrando, director de PMI Comercio Internacional, filial de Pemex encargada de la venta del combustible, reconoció que "cada barril que se deja de vender en el exterior, difícilmente se vuelve a recuperar porque surgen inmediatamente competidores dispuestos a ocupar los espacios que se pierden, incluso ofreciendo descuentos descomunales".

En este sentido, el consultor internacional George Baker advirtió del riesgo que supone "perder mercados, porque se estaría regalando a terceros, clientes que le compran a México entre 400.000 y 500.000 barriles diarios".

Al abordar la menor capacidad productiva de Pemex, Baker consideró que el problema no sólo radica en la caída de la producción y exportaciones, sino en el bajo rendimiento económico de los nuevos yacimientos de crudo. "Se trata de un hidrocarburo extrapesado que vale menos y que está incidiendo en los costos de la empresa", explicó.

Desde finales de 2006, PMI Comercio Internacional notificó a sus clientes estadounidenses que tendrá que cancelar contratos de exportación porque difícilmente mantendrá los niveles de ventas récord alcanzados el pasado año. "No tenemos crudo suficiente para ello", reveló un funcionario de Pemex.