12 de julio de 2007

México.- Varias empresas obligadas a cerrar sus plantas en el oeste de México por los daños causados a gaseoducto

CIUDAD DE MÉXICO, 12 Jul. (EP/AP) -

Varias empresas --entre ellas Honda y Hershey's-- decidieron cerrar sus plantas de fabricación en el oeste de México, después de que miembros del Ejército Popular Revolucionario atacaran un gaseoducto y prometiera el pasado martes continuar con los ataques.

Mientras, el Gobierno mexicano aumentó la seguridad en distintas zonas para tratar de proteger las "instalaciones estratégicas" en todo el país.

Por su parte, expertos en seguridad y energía restaron gravedad a los atentados, al considerar que fueron relativamente pequeños y que tuvieron un carácter simbólico más que efectos en la economía.

En este sentido, el monopolio estatal del petróleo y gas natural Petróleos Mexicanos (Pemex) informó de que la explosión del martes y otras dos ocurridas la semana pasada afectaron diferentes secciones del mismo gaseoducto que va desde Ciudad de México hasta Guadalajara, la capital del estado de Jalisco. La empresa envió a 150 trabajadores a reparar los ductos dañados.

Así las cosas, al menos doce empresas, entre ellas las multinacionales Honda, Kellogg's, Hershey's, Nissan y Grupo Modelo se vieron obligadas a suspender o reducir sus operaciones debido a la falta de gas natural, según el diario capitalino 'Excelsior'. Y aseguraron que esta circunstancia acarreará como consecuencia millones de dólares de pérdidas.