2 de julio de 2009

Miles de Banco de Inglaterra no ve rápido retorno a crecimiento

Por David Milliken y Fiona Shaikh

LONDRES (Reuters/EP) - David Miles, nuevo miembro del comité de política monetaria del Banco de Inglaterra, advirtió el jueves que cualquier indicio de una rápida recuperación podría resultar falso y adhirió a los comentarios de su colega Tim Besley al descartar un ajuste en las tasas en el corto plazo.

En su primer audiencia ante los legisladores desde que se unió al Comité de Políticas Monetarias del banco central británico el mes pasado, Miles dijo que probablemente el crecimiento económico sería anémico y describió al sistema bancario aún bajo "cuidados intensivos".

Besley, por su parte, dijo en un discurso sobre sobre regulación financiera de la London School of Economics que aún era muy temprano para decir si el programa del banco central de flexibilización cuantitativa por 125.000 millones de libras (205.000 millones de dólares) estaba funcionando, y más temprano aún para establecer las condiciones para su retiro.

"El sector bancario se encuentra en cuidados intensivos y la capacidad de los bancos para prestar es restringida", dijo Miles a la comisión del tesoro del la Cámara baja británica.

"Por lo que la perspectiva de un rápido regreso al crecimiento no parece altamente probable. Pero existen razones para pensar que el período de los mayores declives en la producción quedó atrás", expresó.

INCERTIDUMBRE SOBRE FLEXIBILIZACION CUANTITATIVA

Del mismo modo, Besley -cuyo cargo en el comité culmina en agosto- dijo que era demasiado temprano para ver los efectos de la flexibilización cuantitativa iniciada en marzo y que ha dado un fuerte impulso a los precios de los bonos.

"No sabremos a ciencia cierta si la flexibilización ha sido efectiva directamente para ayudar al crecimiento de la demanda nominal por algún tiempo y una evaluación definitiva en este momento sería sin duda prematura", afirmó.

Esto también significa que es muy temprano para establecer las condiciones bajo las cuales el banco central retiraría la medida, que de cualquier forma, probablemente sea gradual, explicó.

"En una forma yo pienso que es importante no pensar en esto como un evento discreto en el sentido que alguien repentinamente dice: 'estamos en la estrategia de salida, amigos'. Yo creo que habrá una serie de políticas de respuesta que pasarán en un momento dado, y estas serán lo que se considere apropiado".

Miles, por su parte, coincidió de manera general con su colega y señaló que el equilibrio entre subir las tasas de interés y vender bonos públicos dependería de cual de los dos instrumentos resulte más efectivo en el control de las presiones inflacionarias.

Respecto a las medidas regulatorias, Miles -antiguo economista jefe para Gran Bretaña de Morgan Stanley- dijo que el Banco de Inglaterra debía jugar un rol central en la futura supervisión bancaria, aunque fue cauteloso acerca de la estructura institucional.

"Yo creo que hemos sobrestimado dramáticamente el costo de tener empresas financieras que posean más capital y subestimado el daño de que no tengan suficiente. Asumimos que la liquidez no sería un problema para los bancos solventes. Esto fue un error", sostuvo.