12 de abril de 2016

Mitos y realidades de la crisis energética venezolana

Mitos y realidades de la crisis energética venezolana
EUROPA PRESS

CARACAS, 12 Abr. (Notimérica) -

En medio de una crisis eléctrica, aún no decretada, la región de Bolívar en Venezuela, entre otras, ha sufrido en los últimos días un corte de luz como parte del racionamiento de energía programado por el Gobierno.

Incluso el presidente, Nicolás Maduró, decretó la semana pasada que los funcionarios no trabajaran los viernes dentro de un "plan especial" de ahorro eléctrico para afrontar la severa sequía ocasionada por el fenómeno El Niño.

El ingeniero José Aguilar analiza para 'CNN' los mitos y realidades del complejo problema de cortes de luz en la tierra de Bolívar en particular y en Venezuela en general.

El primer argumento "claramente falso" que explica esta crisis es el aumento de la demanda de luz por parte del pueblo venezolano. "Hace 35 meses que Venezuela no aumenta su demanda", argumenta Aguilar. "El problema es que el país vive una "desenergización sin precedentes".

Sí que es cierto que la sequía es un "factor" que agudiza esta crisis. El 60 por ciento de la energía eléctrica proviene de la producida por tres presas. Un descenso de la cantidad de agua conlleva una menor producción energética.

Pero "la causa de fondo es que el parque termoeléctrico más costoso del mundo brilla por su ausencia y el Gobierno sobreexplota esas tres regiones" productoras de energía.

Otro "mito" que trata de explicar la mala situación es la falta de inversión en el sistema eléctrica. "Solo para las plantas termoeléctricas, hidroeléctricas o eólicas, en los últimos seis años se ha gastado 60.000 millones de dólares".

"Dónde está" ese dinero es lo que realmente la gente se está preguntando. "Ha habido una pésima inversión", protesta el ingeniero.

También supone un importante problema el inadecuado mantenimiento de las instalaciones energéticas. El proceso se divide en tres fases: "generación de electricidad, la transmisión a lo largo y ancho de Venezuela y la distribución".

De acuerdo al experto, todos los pasos tiene problemas, pero el más grave se encuentra en la generación de electricidad. "La columna vertebral de Venezuela es la transmisión, pero la distribución está fuera de control", expone.

Todos los problemas se solucionarán una vez que haya suficiente potencia en las plantas energéticas. "La transmisión y la difusión trabajarán más desahogadas", defiende.

En cuanto a la medida decretada por Maduro de no trabajar los viernes, la califica como "improcedente". "Incluso puede agravar el problema. La gente usa más electricidad en casa que en la oficina", concluye Aguilar.