1 de julio de 2009

Morosidad aumenta Chile, bancos suben provisiones

SANTIAGO (Reuters/EP) - La morosidad en Chile ha crecido con intensidad en medio de la crisis económica global, aunque los bancos locales han realizado provisiones para mantener sus niveles de resguardo frente al riesgo crediticio, dijo el miércoles el Banco Central.

En su Informe de Estabilidad Financiera, el Banco Central afirmó también que, tras realizársele "pruebas de tensión", el sistema bancario chileno se mantiene con capacidad para enfrentar el escenario económico contemplado por la autoridad para el año e incluso uno hipotético de riesgo severo.

El presidente del Banco Central, José De Gregorio, dijo en una rueda de prensa que el sistema financiero chileno "ha respondido de manera adecuada" ante los efectos de la crisis y aseguró que "está preparado incluso para situaciones peores", que en todo caso no se advierten.

"Hay un deterioro normal, hay mayor gente que entra al desempleo, hay mayores empresas que tienen dificultades para servir su deuda, pero los niveles de cartera de vencida están absolutamente dentro de rangos normales para esta etapa del ciclo", dijo De Gregorio.

El jefe del Banco Central dijo además que la crisis no sorprendió a los chilenos sobreendeudados y que los hogares han tomado una actitud cautelosa ante el freno en la economía.

En su informe, el instituto emisor admitió que la tendencia a la mayor morosidad probablemente persistirá en los próximos meses, tanto por la coyuntura económica como por problemas en sectores específicos.

"Además de la morosidad, el resto de los indicadores tradicionalmente utilizados para medir la exposición al riesgo de crédito de la banca, últimamente exhibe un mayor nivel de deterioro", dijo el documento.

Aunque el índice de cartera vencida muestra un aumento generalizado en todos los segmentos de crédito, el organismo afirmó que los bancos han constituido provisiones que les han permitido mantener el índice de cobertura de cartera vencida cercano a dos veces.

"En este contexto, los resultados de la banca se resienten por un mayor gasto en provisiones, siendo este efecto especialmente notorio en las entidades que focalizan su oferta en créditos de consumo", dijo.

"No obstante el entorno de mayor riesgo, el sistema bancario en su conjunto es percibido como patrimonialmente sólido", añadió.

El Banco Central dijo también que la deuda hipotecaria bancaria exhibe por primera vez signos claros de desaceleración, a pesar de que las tasas de interés bajaron a niveles cercanos a los que tenían antes de la crisis.

Aunque la institución afirmó que hay signos alentadores en la economía internacional que hacen pensar que lo peor de la desaceleración mundial ya pasó, existe la posibilidad de que la velocidad de recuperación de la economía mundial sea menor que la contemplada en el escenario base en mayo.

"En el actual contexto financiero internacional, el Banco Central de Chile continuará con sus políticas activas de apoyo a la liquidez en moneda externa y en pesos a la banca local, de modo que pueda seguir desarrollando su rol en la provisión de créditos a empresas y hogares solventes", dijo.