29 de marzo de 2007

Nicaragua.- El Gobierno insta a Unión Fenosa a invertir en Nicaragua y la compañía muestra su disposición al diálogo

MANAGUA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, instó a la compañía eléctrica española Unión Fenosa a realizar inversiones en Nicaragua o, de lo contrario, dijo que su Gobierno tomará medidas "para garantizar el servicio a la población".

"Tenemos planes de emergencia si Unión Fenosa decide irse, y estamos en condiciones de asumir, pero tratamos de agotar la comunicación y el diálogo", dijo el mandatario en una reunión con autoridades de los sectores de agua y energía.

"O se cumple lo que se habló recientemente en Madrid o sencillamente no llegaremos a acuerdo, y vamos a tomar las medidas correspondientes para garantizar el suministro de electricidad al pueblo", afirmó.

El Gobierno culpa de la situación a la hidroeléctrica española, que desde el año 2000 opera en el país como distribuidor de energía eléctrica, aunque no ejerce como generador de energía en Nicaragua.

Ortega acusó a Unión Fenosa de "incumplir los compromisos adquiridos con la presidencia de la empresa en Madrid", durante una visita que realizó hace dos semanas su asesor económico, Bayardo Arce.

Aseguró que Arce abordó el tema con representantes del Gobierno español, y en esa ocasión Unión Fenosa se comprometió a desarrollar inversiones para mejorar el servicio.

Por su parte, uno de los responsable de la eléctrica en Madrid aseguró a Europa Press que en esa reunión se acordaron las bases para negociar aunque no se llegaron a acuerdos concretos, ni tampoco en materia de inversión. "Unión Fenosa está totalmente dispuesta a seguir negociando con las autoridades nicaragüenses para encontrar una solución al sector energético en el país", manifestó.

Según datos de Unión Fenosa, desde que asumieron la distribución de energía en Nicaragua, el número de personas que acceden a este recurso ascendió desde los 400.000 a los 600.000 usuarios.

Ortega llegó a insinuar que de no llegar a compromisos concretos se podría incluso llegar a cancelar la concesión a la compañía española.