6 de agosto de 2009

Nigeria a la expectativa por inicio de amnistía para rebeldes

Por Camillus Eboh

ABUYA (Reuters/EP) - Nigeria espera que el jueves los rebeldes, que con sus constantes ataques han afectado la producción petrolera del país, entreguen sus armas en el inicio de una amnistía incondicional ofrecida por el Gobierno de Umaru Yar'Adua, dijo una comisión.

Yar'Adua ofreció el 24 de junio una amnistía de 60 días a los hombres armados, en un esfuerzo por frenar la violencia en la región del Delta del Níger, que hizo que el país bombee muy por debajo de su capacidad de total de crudo.

Los ataques le han costado al octavo exportador mundial de petróleo miles de millones de dólares por año.

"Para aprovechar la amnistía, deberían dirigirse al centro más cercano, entregar sus armas, registrarse, prestar un juramento de renuncia (a la militancia y a la violencia) y recibir la amnistía presidencial y el perdón incondicional", dijo en un comunicado Timiebi Koripamo-Agary, portavoz del comité presidencial para la amnistía.

Agary urgió a los militantes que dudaban de la sinceridad del Gobierno a imitar a Henry Okah, considerado como uno de los líderes del Movimiento de Emancipación del Delta del Níger (MEND por sus siglas en inglés).

Okah aceptó la oferta y fue liberado de su encarcelamiento en julio luego de que las acusaciones de tráfico de armas y traición contra él fueran levantadas

El MEND, responsable de una ola de ataques que han afectado la industria petrolífera de Nigeria en los últimos tres años, dijo el miércoles que su líder en el estado de Bayelsa, Ebikabowei Victor Ben, conocido localmente como Boyloaf, había aceptado los términos de la amnistía.

El grupo previamente había rechazado públicamente el programa de amnistía en su forma actual.

"Boyloaf no está actuando en representación del MEND que ya está realizando consultas (...) El resultado de estas negociaciones determinarán la postura del MEND ante la oferta del gobierno", sostuvo el grupo rebelde más importante del país en un comunicado enviado por correo electrónico.

(Con el reporte adicional de Tume Ahemba; editado en español por Mónica Vargas)