15 de agosto de 2009

Obama persiste en críticas a compañías de seguros salud EEUU

Por Jeff Mason

BIG SKY, EEUU (Reuters/EP) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el sábado que el sistema de salud del país funciona mejor para las compañías de seguros que para los pacientes, mientras presiona para realizar la mayor reforma a la atención médica que según sus críticos es demasiado costosa.

Obama, quien se encuentra en medio de una gira por diversos estados del país para promocionar sus políticas de salud, también condenó a los "intereses especiales" de algunos estadounidenses al malinterpretar aspectos de los proyectos de reforma que están siendo debatidos en el Congreso.

"Estas son historias que no se dicen, historias de un sistema de salud que funciona mejor para la industria de seguros que para el pueblo estadounidense", dijo Obama en su discurso semanal por radio, en referencia a las personas que luchan con el actual sistema de atención médica.

"Y esta es la razón por la cual vamos a aprobar una reforma a las compañías de seguros de salud que finalmente haga responsable a estas empresas", sostuvo.

En los últimos días, el presidente demócrata ha intensificado sus ataques contra las firmas de seguros, afirmando que tienen buena parte de la responsabilidad en los problemas del sistema sanitario estadounidense.

El viernes, en el primer día de una gira por el oeste del país diseñada para mejorar el respaldo a su mayor prioridad doméstica, Obama dijo en un evento al estilo de una reunión de ayuntamiento que las firmas de seguros mantenían como rehén a Estados Unidos.

El mandatario realizará un evento similar más tarde el sábado en Grand Junction, Colorado.

Sin dar nombres, Obama también acusó a la ex gobernadora de Alaska y ex candidata a la vicepresidencia Sarah Palin y a otros de sus detractores de propagar información falsa.

"La historia es clara, cada vez que nos acercamos a aprobar la reforma a los seguros de salud, los intereses especiales con participación en el estatus quo usan su influencia y a sus aliados políticos para asustar e inducir al pueblo estadounidense", señaló el presidente.

Obama descartó nuevamente los rumores de que los proyectos de ley en el Congreso incluirían órdenes para crear "paneles de la muerte" administrados por el Gobierno, los que podrían decidir qué ciudadanos de edad avanzada mueren o viven.

De hecho, la disposición habría entregado cobertura de salud a pacientes que les gustaría discutir cómo vivir sus últimos días, debatiendo el tema con residencias para enfermos terminales y los médicos.

Palin se había referido al tema como "paneles de la muerte".

"Cuando personas interesadas en mantener el estatus quo inventan estos seres tenebrosos para asustar a la gente, es decepcionante, pero no una sorpresa", expresó Obama.

Los republicanos y algunos demócratas han mostrado preocupación por el costo de la reforma de casi 1 billón de dólares para extender la cobertura de salud a millones de estadounidenses sin seguro. Obama repitió el viernes su promesa de que no elevará los impuestos a personas que ganan 250.000 dólares al año o menos para costear su propuesta.