27 de diciembre de 2013

Obama pide a Congreso de EEUU más avances por Bahía de Guantánamo

HONOLULU, 26 dic, 27 Dic. (Reuters/EP) -

- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, valoró que el Congreso flexibilizará las restricciones a las transferencias de detenidos desde la prisión estadounidense de Bahía de Guantánamo, en Cuba, a la custodia de gobiernos extranjeros, pero dijo que los legisladores deben hacer más.

Después de firmar la Ley de Autorización de la Defensa Nacional para el año fiscal 2014, Obama destacó que el Congreso mantuvo vigentes las restricciones que impiden llevar a los prisioneros a suelo estadounidense, donde podrían ser juzgados en una corte federal.

"El poder ejecutivo debe tener la autoridad de determinar cuándo y dónde procesar a los detenidos de Guantánamo", dijo Obama en un comunicado firmado divulgado durante sus vacaciones en Hawái.

El juzgar a los supuestos terroristas en cortes federales de Estados Unidos es "una herramienta legítima, eficaz y poderosa en nuestros esfuerzos por proteger al país", dijo Obama.

Estados Unidos también necesita "flexibilidad, entre otras cosas, para actuar rápidamente en las negociaciones con países extranjeros respecto de las circunstancias de las transferencias de los detenidos", sostuvo Obama.

Las normas podrían seguir siendo un obstáculo para los esfuerzos del Gobierno de cerrar la prisión de Bahía de Guantánamo, donde 158 reos de varios países permanecen detenidos después de varios años sin un juicio en una base naval de Estados Unidos en Cuba.

La prisión ha sido criticada por la comunidad internacional.

Si bien los legisladores de ambos partidos políticos se niegan a ceder sobre la prohibición de llevar a los prisioneros a territorio estadounidense, están dispuestos a flexibilizar las normas para enviar a los reos a sus propios países.

Entre las restricciones iniciales figuraba el requisito de que el Gobierno debía certificar que el país al que el detenido era enviado "no se enfrenta a una amenaza que afecte de manera sustancial su capacidad para ejercer control sobre el individuo".

Eso prácticamente descartó los traslados de detenidos a Yemen, que atraviesa por un caos político y desde donde proviene el grupo más grande de reos en la prisión.

También estaban prohibidas las transferencias a países que Washington designó como "estados que patrocinan el terrorismo", lo que dificultaba las transferencias de detenidos sirios.

En el pasado, los prisioneros tampoco podían ser enviados a ningún país donde detenidos liberados previamente desde Guantánamo hubiesen retomado "actividades terroristas".

Las normas serán eliminadas o significativamente flexibilizadas bajo la nueva ley.

Para leer más