4 de noviembre de 2015

OCDE: Austeridad de Brasil no es suficiente para crecer económicamente

OCDE: Austeridad de Brasil no es suficiente para crecer económicamente
REUTERS

BRASILIA, 4 Nov. (Reuters/Notimérica) -

El gobierno brasileño necesita reformas estructurales que aumenten la edad de jubilación y valoricen las pensiones según los precios al consumidor para asegurar un crecimiento económico sostenible, dijo el miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El grupo con sede en París alabó los esfuerzos de Brasil por endurecer la política monetaria y fiscal a fin de reequilibrar las finanzas públicas y recuperar la confianza de los inversores, aunque dijo que esos esfuerzos por sí solos no son suficientes.

Los cuellos de botella a largo plazo para un crecimiento más sostenible deberían ser superados "implementando las reformas estructurales necesarias para elevar los estándares de vida para todos", dijo la OCDE en un sondeo económico sobre Brasil.

Menos de un año después de que comenzara su segundo mandato, la presidenta Dilma Rousseff enfrenta una fuerte presión para sacar a la economía brasileña de la que sería la peor recesión en 25 años en Brasil.

Rousseff ha anunciado un ambicioso paquete de austeridad para frenar un creciente déficit fiscal, pero las tensiones con sus aliados en el Congreso han retrasado sus esfuerzos y deteriorado el ánimo de los inversores en la alguna vez pujante economía brasileña.

Las medidas para reformar uno de los sistemas de pensiones más generosos del mundo que amenaza las finanzas del país siguen siendo un tema indefinido entre los legisladores.

La OCDE dijo que el gobierno debería también elevar las tasas de interés para impulsar la efectividad de la política monetaria, en momentos en que la inflación ha perforado el techo objetivo de 6,5 por ciento y se acerca a los dos dígitos.

Rousseff también podría determinar periodos fijos para la jefatura y los miembros del directorio del banco central como en otras importantes economías.

El grupo también recomendó una serie de reformas para elevar la competitividad del sector industrial de Brasil como combinar y simplificar los impuestos federales y estatales y reducir el proteccionismo comercial.

Sobre las proyecciones económicas la OCDE prevé que el PIB brasileño se contraiga este año un 3,1% y un 1,2% en 2016, mientras que la inflación se quedaría en 2015 en un 9,4% pero el año que viene bajaría de forma considerable hasta el 4,9%, con lo que ya estaría dentro de los objetivos marcados por el gobierno.

El secretario general de la OCDE, Ángel Guría, ha asegurado este miércoles que la clave del éxito de Brasil en las últimas décadas fue la estabilidad macroeconómica y que ahora son "urgentemente necesarias" reformas estructurales para que todos los brasileños puedan disfrutar de prosperidad.

"Si el gobierno amplía su esfuerzo reformista 2015 puede ser un punto de inflexión. Reconquistar la solidez económica exige primero la corrección de las bases, restaurar la reputación anterior de Brasil y seguir políticas macroeconómicas sólidas y robustas", ha remarcado.

Guría ha hecho estas declaraciones acompañado del artífice de la política económica del Gobierno de Rousseff, el ministro de Hacienda Joaquim Levy, y de la ministra de Medio Ambiente Izabella Teixeira, que además del informe de la OCDE presentaban un documento de revisión de política ambiental; poco después iba a reunirse con la presidenta Rousseff.