9 de agosto de 2012

Paraguay.- Franco dice que Paraguay no está dispuesto a ceder más energía a Brasil y Argentina

ASUNCIÓN, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Paraguay, Federico Franco, ha indicado que su Gobierno ya no está dispuesto a ceder energía a Brasil y Argentina, en el marco del enfrentamiento que estos tres países mantienen en el seno del Mercado Común del Sur (Mercosur) por la suspensión de la participación de Paraguay y la adhesión de Venezuela.

"La decisión del Gobierno es clara: nosotros no estamos dispuestos a seguir cediendo energía a Brasil y Argentina, porque lo que estamos haciendo es ceder, ni siquiera estamos vendiendo", ha dicho Franco en la presentación del anteproyecto de la Ley de Política Energética.

"Prácticamente se está regalando la energía y me resisto a aceptar que Paraguay tenga que regalar su energía. Negativo. Vamos a traerla de vuelta (para el consumo interno)", ha sostenido, en declaraciones recogidas por el diario 'Última Hora'.

En concreto, ha denunciado los acuerdos alcanzados con Brasil y Argentina sobre las represas de Itaupú y Yacyretá, respectivamente, y ha anunciado medidas. "Nuestros consejeros, en ambos tratados, van a ir a defender nuestros intereses y a traer la mayor cantidad de energía posible", ha aseverado.

Franco ha apuntado que todo ello se concretará en el proyecto final de la Ley de Política Energética, que el vicepresidente, Óscar Denis, presentará en el Congreso antes de que acabe el año para que sea aprobado por los legisladores.

El anuncio de Franco se da en el marco del enfrentamiento que el país sudamericano mantiene con Brasil, Argentina y, en menor medida, con Uruguay, por la decisión de sus jefes de Estado de suspender la participación de Paraguay y aprobar la adhesión de Venezuela a Mercorsur.

Los jefes de Estado de Mercosur decidieron suspender a Paraguay después de que el Congreso destituyera a Fernando Lugo como presidente del país por mal desempeño de sus funciones, al considerar que con ello se produjo una "ruptura del orden democrático".

Tras suspender a Paraguay, el único de los cuatro miembros de pleno de derecho de Mercosur que se opone a la incorporación de Venezuela, los otros tres decidieron autorizar la entrada del país caribeño en la organizaciones regional.

El Gobierno de Franco ha solicitado al Tribunal Permanente de Mercosur que anule ambas decisiones. En el caso de la suspensión, alega que no hay "ruptura del orden democrático" porque la destitución del jefe de Estado por mal desempeño de sus funciones está contemplada en la Constitución y en el de la adhesión porque se autorizó sin la unanimidad requerida.

El Tribunal Permanente ha desestimado la demanda de Paraguay por tramitarla por la vía de urgencia y ha aconsejado a su Gobierno que inicie una negociación con sus colegas del Mercosur para solucionar ambos problemas y, en último término, vuelva a recurrir a la sede judicial.

En este contexto, el ministro de Exteriores de Paraguay, José Félix Fernández, ha adelantado que el Gobierno recurrirá a instancias internacionales para anular las dos decisiones, entre ellas la Organización Mundial del Comercio (OMC), e incluso a La Haya, aunque no ha especificado a qué tribunal.