12 de junio de 2007

Perú.- Mapfre Perú aumentará su beneficio un 30,4% en 2007, tras la compra de Latina

La firma estudia ofrecer productos de Vida a inmigrantes peruanos que residen en España

LIMA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Mapfre Perú prevé aumentar su beneficio neto en 2007 un 30,4%, hasta alcanzar los 2,24 millones de euros (3 millones de dólares), tras la adquisición en mayo de Latina Seguros, informó hoy la compañía aseguradora.

El presidente de Mapfre Perú, Renzo Calda, explicó hoy que Latina, que ganó 2,24 millones de euros en 2006 (3 millones de dolares), no realizará ninguna aportación al resultado del grupo en el presente ejercicio, ya que se encuentra inmersa en un proceso de saneamiento, aunque se espera que en 2008 contribuya generando un beneficio aproximado de 1,13 millones de euros (1,5 millones de dólares).

Esta adquisición permitirá a Mapfre incrementar el volumen de primas un 42% al finalizar el año, hasta alcanzar 98,11 millones de euros (131 millones de dólares).

Calda explicó que el mercado asegurador en el país andino tiene un importante "potencial de crecimiento" por la enorme concentración que le caracteriza, ya que el 66% esta copado por dos empresas, Rimac y Pacifico Peruana Suiza (PPS), y 400 clientes acaparan el 80% de las primas.

NEGOCIO DE PARTICULARES.

En este sentido, el ejecutivo peruano indicó que es el segmento de pequeños clientes donde tiene más posibilidades de crecer, ya que la contratación de seguros por parte de particulares aumenta por encima del ritmo de crecimiento de la economía del país. Cuando en Perú sea más fuerte el segmento de particulares que el de la industria, "Mapfre estará por encima de sus rivales", sentenció.

Para ello, la compañía, que ocupa el tercer lugar en el ranking de aseguradoras con una cuota de mercado cercana al 11%, ha apostado por ramos como el de decesos, donde es líder con una cuota del 75%, y cuenta con un cementerio propio, funerarias y cobradores en mano, ya que son productos populares entre la población mas humilde del país. Ademas, el objetivo es utilizar la red de cobradores para vender otros productos, como microseguros del hogar y seguros de salud.

Precisamente, en septiembre comenzará a operar Mapfre EPS, que ofrecerá coberturas de salud para la fuerza laboral de los clientes corporativos, con el objetivo de blindar la cartera de accidentes de trabajo, la mas rentable de la compañía (15% cuota de mercado), completando la actual oferta de productos indemnizatorios con asistenciales.

En automóviles, Mapfre Perú ha duplicado su tamaño tras la integración con Latina, con lo que cuenta con un parque de 47.000 vehículos asegurados, y una cuota de mercado del 20%.

Por otro lado, Calda dijo que el acuerdo de Mapfre con BBVA "no alcanza Perú", ya que el banco que preside Francisco González es socio de Rimac, pero explicó que su "aliado estratégico" es el tercer banco del país, Scotiabank.

En 2007, la aseguradora peruana, única multinacional del sector que opera en el país, tiene previsto abrir un total de 9 nuevas oficinas, con lo que ya alcanzará un total de 57 sucursales, desde las que ofrece un servicio basado en "una oferta global a través de diversos canales", subrayó Calda.

PRODUCTOS PARA INMIGRANTES EN ESPAÑA.

El presidente de Mapfre Perú afirmó que la compañía estudia "alguna línea de contratación" de productos relacionados con los inmigrantes peruanos en España, aunque dijo que todavía no se ha concretado nada. Fuentes cercanas a la firma precisaron que este proyecto podría consistir en seguros de vida que tendrían como beneficiarios a sus familiares que permanecen en Perú.

Este proyecto estaría pendiente de que se superen ciertas trabas administrativas y de definir cual seria la imputación de riesgos dentro del grupo. Además, podría comercializarse a través de remesadoras similares a Western Union, ya que los inmigrantes están más familiarizados con este tipo de canal.

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en España hay empadronados mas de 100.000 peruanos, aunque esta cifra podría incluso duplicarse si se tiene en cuenta a los inmigrantes que no están legalizados.