25 de agosto de 2011

Perú.- Perú impone un nuevo impuesto a las mineras para recaudar unos 763 millones de euros para proyectos sociales

LIMA, 25 Ago. (Reuters/EP) -

Perú ha anunciado este jueves un importante gravamen al sector minero con el que prevé recaudar unos 3.000 millones de soles (763 millones de euros) al año, que el presidente Ollanta Humala invertiría en proyectos sociales para cumplir su desafío de reducir la pobreza en uno de los países de mayor crecimiento del mundo.

En un discurso para explicar el rumbo de la gestión de Humala, el primer ministro peruano, Salomón Lerner, ha comentado que las empresas mineras acordaron un gravamen que representaría ingresos para el Estado de 3.000 millones de soles (793 millones de euros) anuales.

Lerner no ha ofrecido detalles sobre el acuerdo, pero el ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera, ha explicado a Reuters que ello representa un cambio en el sistema de pago de regalías mineras para aplicarlo a las utilidades operativas y no sobre las ventas, aunque refirió que aún falta definir las tasas.

El acuerdo para lograr el gravamen fue una de las principales promesas de campaña de Humala, quien busca mejorar los indicadores sociales en un país rico en recursos naturales, pero donde un tercio de la población vive en la pobreza.

Lerner ha indicado que, con el gravamen, el Estado recaudaría unos 15.000 millones de soles (unos 3.814 millones de euros) en los cinco años de Gobierno de Humala.

"Este gravamen no afectará ni la inversión ni la competitividad de las empresas, facilitando la inversión en proyectos por 30.000 millones de dólares en los próximos cinco años", ha aclarado Lerner durante su presentación.

La minería es la principal fuente de ingresos de Perú y sus exportaciones representan el 60 por ciento de las ventas totales de esa nación sudamericana, que es el segundo productor mundial de cobre y plata y el sexto de oro.

En Perú operan grandes mineras extranjeras como Xstrata, BHP Billiton, Anglo American, Barrick Gold, así Southern Copper del Grupo México.

EMPRESARIOS DE ACUERDO

Poco después, el jefe de la mayor productora de metales preciosos del país, Buenaventura, consideró positivo el acuerdo, aunque aclaró que es un tema complicado debido a que depende de las utilidades y costos de las empresas y de los precios de los minerales.

"Es saludable que hayamos llegado a un buen puerto, que se pueda contribuir con algo más, producto que las empresas mineras tienen pues utilidades adicionales", ha señalado el presidente ejecutivo de Buenaventura, Roque Benavides, a la emisora local RPP.

"Lo que se ha hecho es un cálculo con precios del primer semestre de este año, con las utilidades reportadas por las empresas mineras", ha destacado Benavides.

El Gobierno y las mineras realizaron negociaciones en las últimas semanas en busca de modificar el sistema de pago de regalías, en momentos en que las compañías del sector registran altas ganancias por el aumento de los precios de los metales.

ASEGURAN CRECIMIENTO

Humala --un militar retirado de 49 años que emuló al exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva para llegar a la presidencia peruana en su segundo intento-- busca también mantener un crecimiento de al menos un 6 por ciento anual pese a las turbulencias financieras mundiales.

"Es la condición indispensable para seguir reduciendo la pobreza y lograr la inclusión social", el gran pilar de las promesas del nuevo Gobierno que asumió en julio por un período de cinco años.

Humala ha hecho una ambiciosa apuesta a los programas sociales, pero manteniendo las políticas a favor del mercado que han hecho que Perú crezca a tasas similares a las de China en los últimos años. El país andino se expandió casi un 9 por ciento el año pasado.

"Estimamos que el Perú en este quinquenio será el país de mayor crecimiento en la región, de una baja inflación, de un ritmo de crecimiento de inversión privada, mejores calificaciones crediticias internacionales y una deuda pública no mayor al 15 por ciento del PIB", precisó.

Esas metas serían apoyadas por un fuerte salto en las exportaciones, que el Gobierno espera alcancen 86.000 millones de dólares anuales, desde los 32.000 millones de dólares actuales.