10 de junio de 2010

Perú.- Repsol inaugura en Perú la primera planta de licuefacción de Iberoamérica

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

Repsol YPF y sus socios inauguraron hoy en Pampa Melchorita, a 170 kilómetros al sur de Lima (Perú), la primera planta de Iberoamérica de transformación de gas en gas natural licuado (GNL), anunció la compañía en un comunicado.

En el acto de inauguración de esta planta, que forma parte del proyecto Perú LNG, estuvieron presentes tanto el presidente de Perú, Alán García, como el de Repsol, Antonio Brufau.

El complejo ha requerido unas inversiones de 3.800 millones de dólares (2.900 millones de euros), lo que le convierte en el proyecto único de mayor envergadura económica en la historia del país.

Repsol forma parte, con un 20%, del consorcio que desarrolla la planta, junto con la estadounidense Hunt Oil (50%), la surcoreana SK Energy (20%) y la japonesa Marubeni Corporation (10%).

La planta, con una capacidad nominal de 4,4 millones de toneladas al año, procesará 17 millones de metros cúbicos al día de gas, lo que equivale, aproximadamente, a un 15% del consumo anual en España.

Entre sus instalaciones, figuran los dos mayores tanques de almacenamiento de Perú, con 130.000 metros cúbicos de capacidad cada uno de ellos, y una terminal marina de más de un kilómetro que recibirá buques con capacidades de entre 90.000 metros cúbicos y 173.000 metros cúbicos.

COMERCIALIZACIÓN DE GAS

El suministro de gas natural procede del yacimiento Camisea, en el que también participa Repsol con un 10%, y se realiza a través de un gasoducto de 408 kilómetros de longitud cuya construcción también forma parte del proyecto Perú LNG.

Además, el proyecto contempla la comercialización en exclusiva por parte de Repsol de toda la producción de la planta, de acuerdo con el contrato suscrito con Perú LNG, que tendrá una duración de 18 años desde su entrada en operación comercial. Por su volumen, esta adquisición de GNL serán la mayor de las realizadas por Repsol en su historia.

Adicionalmente, la petrolera cuenta con un contrato de suministro de GNL a la terminal de gas natural en el puerto de Manzanillo, en las costas mexicanas del Pacífico. Este contrato contempla el abastecimiento de GNL a la planta mexicana durante un periodo de 15 años.