2 de julio de 2009

Peso argentino cae por coberturas; Banco Central inyecta divisas

BUENOS AIRES (Reuters/EP) - El peso argentino caía el jueves frente al dólar presionado por coberturas en divisas, dentro de una plaza que muestra al Banco Central ofreciendo parte de sus reservas para evitar una depreciación mayor de la moneda doméstica.

La derrota del oficialismo en las elecciones legislativas del domingo indujo algunos cambios en la conducción del Gobierno, situación que se refleja en el mercado con cautela y compras de dólares desde inversores privados, comentaron operadores.

A las 1430 GMT, el peso en el segmento regulado de cambios registraba una tenue caída del 0,07 por ciento a 3,8/3,825 por dólar, mientras que en la plaza informal bajaba un 0,19 por ciento a 3,8475/3,8525 unidades por dólar.

"Continuamos viendo algunas órdenes tomadoras de dólares por coberturas, en momentos en que la exportación está liquidando menos (divisas)", dijo un cambista.

La finalizacion de la cosecha gruesa en el país produce lógicas mermas estacionales en el nivel de dólares ingresados por la venta de granos.

"Con un menor saldo comercial, la presión sobre el tipo de cambio será mayor, en especial si el proceso de salida de capitales se mantiene o acelera, lo cual es altamente probable", dijo la consultora Finsoport.

El Banco Central argentino realiza diarias intervenciones en el mercado mayorista con compras o ventas de dólares de sus reservas, con el fin de mantener la competitividad de la moneda doméstica.

Las reservas internacionales del Banco Central totalizaban al miércoles 46.058 millones de dólares, según datos provisorios de la entidad.

"Las reservas internacionales se mantienen elevadas, pero sin crecimiento", dijo Finsoport, y agregó que "son suficientes frente a la posible presión cambiaria para evitar una situación de colapso".

Operadores y analistas afirman que la derrota del Gobierno en las elecciones del domingo, con su pérdida del control del Congreso, debería ser una advertencia para el oficialismo y beneficiosa para los mercados.

En el segmento minorista de cambios, los negocios promediaban niveles estables de 3,785/3,815 unidades por dólar, según el promedio de pizarras de bancos y entidades financieras.