12 de agosto de 2009

Peso argentino cierra en baja en mercado chico

BUENOS AIRES (Reuters/EP) - El peso argentino cerró con una leve baja el miércoles, en una sesión reducida de negocios y con un menor circulante de dólares, lo que obligó al Banco Central a regular la liquidez de la plaza para evitar mayores oscilaciones de la moneda local.

Operadores comentaron que los dólares provenientes del pago de servicios del Boden 2012, que realizó el Gobierno la semana pasada, ya fueron inyectados a la plaza, por lo que ahora el mercado vuelve a moverse sin ninguna liquidez de dólares extra.

La moneda argentina en la plaza mayorista de cambios, donde opera el Banco Central, cerró con una baja del 0,07 por ciento a 3,8325/3,835 por dólar, y en el circuito informal cayó un 0,19 por ciento a 3,8475/3,8525 unidades.

"El dólar subió (caída del peso) porque los dólares que llegaron la semana pasada del pago del Boden 2012 ya se licuaron y porque la resolución de la Fed (Reserva Federal de Estados Unidos) indujo bajas en las monedas de la región", dijo un cambista.

La Reserva Federal dijo este miércoles que extenderá hasta fines de octubre un programa para comprar bonos del Tesoro estadounidense y anunció que dejó las tasas de interés estables cerca de cero por ciento.

Un punto final de las compras de la Fed era interpretado por el mercado como una señal que la economía estadounidense no requeriría más estímulo monetario para impulsar su despegue desde una severa recesión.

"La intervención del Banco Central (argentino) continúa siendo el motor del mercado y seguirá marcando el ritmo de los negocios", afirmó el cambista.

El Banco Central opera diariamente en el mercado cambiario en su postura reguladora de liquidez con compras o ventas de dólares de sus reservas.

Las reservas internacionales de la entidad monetaria totalizaban 44.680 millones de dólares al martes, según datos provisorios.

El Banco Central avala una lenta y progresiva caída en el valor de la moneda local para mantener la competitividad de la economía.

Argentina realizó la semana pasada el pago de renta y amortización del Boden 2012 por 2.250 millones de dólares con reservas del Banco Central, situación que influye en el mercado dado que esos dólares vuelven a la plaza y la entidad monetaria compra esas divisas para recomponer sus reservas.

Los negocios en el mercado minorista promediaron niveles de 3,82/3,85 por dólar, desde un previo de 3,845 pesos para la venta, según el promedio de pizarras de bancos y entidades financieras.