11 de septiembre de 2009

Peso argentino mantiene precios en mercado plano

BUENOS AIRES (Reuters/EP) - El peso argentino exhibió equilibrio de mercado el viernes frente al dólar, aunque de manera subyacente se afirma una muy sueve tendencia a la depreciación controlada de cerca por la banca oficial.

Operadores cambiarios coinciden en que la demanda de divisas proviene de empresas y bancos, pero se descartan desbordes por la artillería que posee el Banco Central para frenar cualquier corrida.

Los especialistas prevén que el 2009 podría cerrar con un tipo de cambio en la zona de los 4,1 por dólar, alrededor del 6 por ciento de caída en relación a las cotizaciones actuales.

La moneda local interbancaria permaneció sin variantes el viernes a 3,8525/3,855 por dólar, e igual tranquilidad mostró el circuito informal a nivel de 3,8575/3,8625 unidades al cierre.

Durante el año, el peso arrastra una pérdida promedio del 10 por ciento.

"Suelo decir que estamos ante figuritas repetidas, es el Banco central el que orienta el comportamiento del mercado de acuerdo a la cantidad de dólares existentes o a sus necesidades", dijo un agente bancario.

Agregó que "participamos de un mercado asistido en todo momento por el Banco (Central), el que afloja o tira de la cuerda para que haya reacciones de precios".

La intervención oficial se realiza mediante el aval de las reservas internacionales de la autoridad monetaria, las que suman unos 47.560 millones de dólares considerando los recientemente reportados casi 2.470 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG) del FMI.

Las operaciones minoristas del peso siguieron estables a 3,835/3,865 por dólar, y contra el euro cayó un 0,18 por ciento a 5,52/5,66 unidades.