7 de agosto de 2009

Peso argentino opera estable por compra oficial dlrs

BUENOS AIRES (Reuters/EP) - El peso argentino interbancario permaneció estabilizado el viernes frente al dólar por compras de divisas desde el Banco Central, dada la liquidez imperante en el mercado tras un importante desembolso de fondos del Gobierno a inicios de la semana para cancelar deuda.

Operadores dijeron que la intervención oficial forzó la estabilidad del mercado, en un contexto de liquidación de dólares de exportadores y empresas privadas demandando divisas por necesidades propias.

El peso mayorista cotizó sin cambios al cierre a 3,825/3,8275 por dólar, y apenas perdió un 0,06 por ciento en la franja informal a 3,8425/3,8475 unidades.

Argentina canceló el lunes un vencimiento de 2.250 millones de dólares del Boden 2012, lo que impulsó los precios de los títulos soberanos y presionó ligeramente al alza a la moneda local.

El pago del Gobierno fue considerado por los operadores como una reafirmación de la voluntad oficial de cumplir con sus obligaciones financieras.

El mercado duda sobre la capacidad de pago del país sudamericano, en momentos en que también se resiente el superávit presupuestario primario ante un crecimiento mayor del gasto que de los ingresos fiscales.

Con la absorción de dólares, el Banco Central demuestra su voluntad de acompañar una tranquila caída del peso y así reforzar sus reservas para avalar el mercado cambiario.

Estas reservas perdieron 1.500 millones de dólares el lunes por el pago oficial de deuda, hasta recuperarse muy ligeramente al jueves y llegar a 44.600 millones, de acuerdo con cifras provisorias.

La autoridad monetaria busca darle más competitividad a la economía para favorecer las exportaciones, mediante una controlada depreciación del peso.

Argentina no tiene acceso a los mercados voluntarios de deuda prácticamente desde que cayó en cesación de pagos en el 2002, pese a la reestructuración del 76 por ciento de esos títulos tres años después.

El ministro de Economía, Amado Boudou, dijo recientemente que confía en volver a los mercados voluntarios de deuda a fin de año.

Los precios minoristas del peso perdieron un 0,13 por ciento a 3,815/3,845 por dólar promedio en las pizarras públicas de bancos y casas de cambio.