17 de septiembre de 2009

Peso mexicano pierde 0.55 pct siguiendo a emergentes

MEXICO DF (Reuters/EP) - El peso mexicano se depreciaba el jueves un 0.63 por ciento, en medio de una pausa en las apuestas por monedas emergentes, y ante la persistente cautela de los inversores frente al debate legislativo en México del presupuesto 2010 y de un plan de reforma fiscal.

La divisa local perdía 8.30 centavos a 13.2705/13.2750 pesos por dólar, comparado con su precio de referencia de Reuters del miércoles a las 16.50 hora local (2150 GMT), cuando la mayoría de los operadores dejan de hacer transacciones.

"Hoy (jueves) particularmente lo relacionaría más a un movimiento de ajuste de las monedas emergentes después de alcanzar máximos y después de tantas sesiones con ganancias", opinó Daniela Blancas, estratega de monedas de Scotia Inverlat.

El miércoles, mientras los mercados mexicanos permanecieron cerrados por un feriado local, el peso ganó un 0.93 por ciento, a 13.1920 por dólar, su mejor nivel en tres semanas, impulsado por un alza de la producción industrial estadounidense, una buena señal para el sector manufacturero mexicano.

Más del 80 por ciento de las exportaciones locales tienen a Estados Unidos como su principal destino.

"Esto viene más que nada del mercado externo, las bolsas ayer (miércoles) rompieron máximos (...) si te fijas, con las bolsas hasta arriba y con el mercado (local) del peso cerrado, creo que hubo especulación de que iba rezagado el peso y empezaron a comprarlo contra el dólar", dijo Ramón Córdova, operador de la casa de bolsa Base en Monterrey.

"Este es un movimiento normal, hay corrección de posiciones y toma de utilidades", agregó.

En esta jornada, nuevas cifras positivas de la mayor economía del mundo presionaban una caída del dólar frente a una canasta de monedas principales.

Los nuevos inicios de construcción de viviendas y permisos de edificación en Estados Unidos subieron en agosto a su mayor nivel desde noviembre y la cifra de personas que pidieron seguro de desempleo cayó la semana pasada, señales de un sólido repunte económico en marcha .

No obstante, para algunos especialistas las cifras estadounidenses no resultaban del todo convincentes, un factor que también estaría impulsando la salida de posiciones en monedas de alto rendimiento para ubicarse en activos seguros como bonos del Tesoro.

Operadores indicaron que la cautela adicional frente el peso mexicano respondía a las dudas sobre el resultado del debate legislativo acerca del paquete económico 2010 y la propuesta de reforma fiscal del Gobierno.

"Creo que los factores locales, el nerviosismo sobre el presupuesto y sobre el 'downgrade' (baja de calificación soberana) de México son los principales motores que están frenando este movimiento en el peso", sostuvo Blancas.