5 de agosto de 2009

Peso México, en máximos más de dos meses por Moody's

MEXICO DF (Reuters/EP) - El peso mexicano operaba el miércoles en su mejor nivel en más de dos meses, impulsado por la ratificación de la nota soberana del país por parte de la agencia Moody's, que mantuvo en "estable" su perspectiva sobre la economía local.

Moody's mantuvo la nota "BAA1" de México, argumentando que no anticipa un deterioro significativo en las cuentas fiscales del país al menos hasta el 2010 .

La divisa local ganaba un 0.56 por ciento, o 7.25 centavos, a 13.0510/13.0600 pesos por dólar, comparado con su precio de referencia de Reuters del martes a las 16.50 hora local (2150 GMT), cuando la mayoría de los operadores dejan de hacer transacciones electrónicas.

Al precio final del banco central el miércoles, el peso ganó un 0.72 por ciento a 13.0335/13.0385 por dólar frente al precio de referencia de Reuters.

"Sorprende esta situación y ahora faltan Standard & Poor's y Fitch. Si Moody's ya se adelantó, esto mejora la percepción de que las otras también mantengan (la calificación)", opinó Jaime Ascencio, analista de Actinver.

Tras la noticia, la moneda mexicana llegó a romper brevemente el nivel técnico de 13 pesos por dólar, por primera vez desde el 19 de mayo.

Según especialistas, el peso ha visto limitado su atractivo y ha operado por debajo de sus pares de la región en los últimos meses debido a la incertidumbre existente sobre los fundamentos económicos del país, que vive su peor recesión en siete décadas.

Las tres principales agencias calificadoras de deuda han exhortado a México a realizar reformas para aumentar su débil recaudación tributaria y reducir su dependencia de los ingresos petroleros.

"Todavía falta ver si hay reformas o no y si S&P y Fitch mantienen. Así como está, (el peso) sí puede romper en cualquier momento los 13.0 pero probablemente habría de nuevo un rebote alcista", agregó Ascencio.

PERSPECTIVAS ENCONTRADAS

Especialistas coincidieron en que los jugadores locales mantenían una resistencia hacia una mayor apreciación del peso por temores de que esta mejoría no sea sostenible en el tiempo, por lo que salían en busca de dólares "baratos".

Por otro lado, inversionistas extranjeros parecían volver a mostrar interés por ingresar en papeles de deuda mexicana, de mayor rendimiento, aprovechando el clima de inversión más estable propiciado por la ratificación de Moody's.

"Se ha metido mucho la psicosis de que el tipo de cambio se va a ir a 14.0 o 14.50 por dólar. Los analistas siguen viendo un peso débil, pero los que estamos aquí estamos viendo que esta ola se está poniendo fuerte", dijo Ramón Córdova, operador de cambios de la casa de bolsa Base en Monterrey.

El anuncio definió el panorama para el peso en una sesión que había transcurrido volátil tras la publicación de una serie de datos mixtos de la economía de Estados Unidos, el mayor socio comercial de México.

Según datos de Actinver, la paridad peso-dólar podría moverse en próximas sesiones a un nuevo rango entre 12.87 y 12.93 unidades por billete verde.

En su valor 24 horas, el peso ganó 10.20 centavos a 13.0315/13.0335 por dólar, mientras que en su valor mismo día concluyó, horas antes, con una baja de 2.50 centavos, a 13.1160/13.1180 unidades por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, la moneda operó a la compra en 12.68 por dólar y en 13.13 a la venta.