14 de julio de 2009

Peso México recorta pérdidas; sigue presión economía

MEXICO DF (Reuters/EP) - El peso mexicano se depreció un 0.26 por ciento el lunes, presionado por las perspectivas negativas de la economía local y pese a que un alza de los mercados de acciones moderó las fuertes pérdidas de la sesión.

La divisa local perdió 3.55 centavos a 13.7130 pesos por dólar comparado con su precio de referencia de Reuters del viernes a las 16.50 hora local (2150 GMT), cuando la mayoría de los operadores dejan de hacer transacciones.

En la sesión, la moneda mexicana cayó hasta un 1.22 por ciento, a 13.8470 por dólar, su más bajo nivel intradía desde el 1 de mayo.

"El peso mexicano es una de las monedas que va a tender a verse más perjudicada, porque la aversión al riesgo viene con un deterioro del panorama global y, de las economías en América Latina, la que más vulnerble está es México, sin lugar a dudas", dijo Marjorie Hernandez, extratega de moneda para América Latina de HSBC, en Nueva York.

Con el riesgo de una baja en su calificación crediticia, una urgente reforma fiscal que podría ser bloqueada por la oposición al Gobierno de Felipe Calderón y una deficitaria cuenta corriente, la economía mexicana ve un oscuro horizonte.

"México tiene una carga de sentimiento muy fuerte, no solamente es la economía que más se va a contraer y por mucho en la región, sino que tiene muchas preocupaciones que le están pesando al crédito", agregó Hernández.

Según estimaciones oficiales, la economía mexicana se contraerá un 5.5 por ciento este año.

"En su actual trayecto, las cuentas fiscales mexicanas se dirigen hacia déficit insostenibles, mientras la producción de petróleo continúa su declive", señaló Morgan Stanley en un reporte.

IMPULSO BURSATIL

La bolsa mexicana ganó el lunes un 1.25 por ciento , mientras que los inversionistas redujeron en parte su apuesta por el dólar, tomando como referencia una fuerte alza de las acciones de Estados Unidos, impulsadas por el sector financiero .

La mejora bursátil ubicó a monedas como el real brasileño y el peso chileno en terreno positivo, dejando al peso mexicano desvinculado de la tendencia regional.

"A todos los mercados emergentes les han pegado pero el peso se ha resentido más", comentó un operador de un banco local.

Noticias como el desplome de la producción y exportación de vehículos mexicanos en junio y un nuevo retroceso del precio del petróleo , la mayor fuente de divisas del país, también presionaron al peso.

Por otro lado, de acuerdo con el precio de cierre del banco central, el peso mexicano perdió el lunes un 0.61 por ciento a 13.7558/13.7608 por dólar, tras oscilar entre 13.7435 y 13.8495 unidades.

En su valor 24 horas, el peso mexicano perdió 7.78 centavos a 13.7538/13.7558 por dólar, mientras que en su valor mismo día concluyó, horas antes, con una baja de 8.55 centavos, a 13.7915/13.7935 unidades por billete verde.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, la moneda operaba a la compra en 13.41 por dólar y en 13.86 a la venta.