16 de mayo de 2015

Petrobras tiene 1.800 millones de dólares de beneficio en el 1er trimestre

Petrobras tiene 1.800 millones de dólares de beneficio en el 1er trimestre
SERGIO MORAES / REUTERS

RÍO DE JANEIRO, 16 May. (Notimérica) -

   La compañía estatal Petrobras tuvo en el primer trimestre de 2015 5,33 millones de reales de beneficio (1.778 millones de dólares), un 1% menos que en el mismo periodo del año pasado, pero aún así una cifra positiva que ha sorprendido a los analistas, que en general esperaban entre 800 y 1300 millones de dólares de beneficios.

   Son los primeros resultados que la compañía presenta después de presentar hace apenas unas semanas, admitiera un agujero de 2000 millones de dólares provocados por el escándalo de corrupción al presentar los resultados de 2014. Por culpa de la trama de sobornos, blanqueo y desvío de dinero el año terminó con 7.100 millones de dólares de pérdidas, la primera vez que Petrobras presentaba números rojos desde 1991.

   En esta ocasión el Ebitda (el beneficio antes de los intereses, los impuestos, la depreciación y la amortización) fue de 21.518 millones de reales (7.194 millones de dólares), entre enero y marzo de 2015, un crecimiento del 50% respecto al año pasado que se explica por la mayor producción de petróleo, los mejores márgenes de ventas de combustibles en Brasil y los menores gastos con participaciones gubernamentales e importaciones, según ha explicado la compañía en un comunicado.

   En el lado negativo está el crecimiento de la deuda: el primer trimestre cerró con una deuda líquida de 332.400 millones de reales (111.000 millones de dólares), un 18% más respecto a los 282.000 millones que tenía la compañía al terminar el cuarto trimestre de 2014. Según la empresa este aumento se debe a la desvalorización del real, que ha sido del 20,8% en este periodo.

   Petrobras quiere pasar página del escándalo de la Operación Lava Jato y ha presentado los resultados del primer trimestre de este año puntualmente, al contrario de lo que hizo con los del último trimestre de 2014, que fueron publicados tarde y sin la aprobación de los auditores, lo que causó preocupación en el mercado.

   Tras la crisis en la cúpula de la compañía, que se resolvió con la salida de la presidenta Graça Foster y otros cinco directores, asumió el timón de la estatal el expresidente del Banco de Brasil, Aldemir Bendine, que rápidamente anunció un plan de "desinversiones" para recaudar hasta 13.700 millones de dólares.