18 de junio de 2009

PETROLEO-Barril cae por firmeza de dólar y debilidad de acciones

Por David Sheppard

LONDRES (Reuters/EP) - El petróleo revertía sus ganancias y caía el jueves por debajo de los 71 dólares el barril, debido a la firmeza del dólar y el retroceso en los mercados bursátiles.

A las 1139 GMT, el crudo estadounidense perdía 28 centavos a 70,75 dólares el barril, mientras que el crudo Brent bajaba 33 centavos, a 70,52 dólares.

"Recientemente, el mercado petrolero está mirando más la correlación entre el euro y el dólar", dijo Ryuichi Sato, analista del banco Mizuho Corporate Bank, basado en Tokio.

El dólar avanzaba frente al euro mientras las acciones europeas caían.

Un dólar más fuerte hace al petróleo y a otras materias primas más caro para los tenedores de otras monedas.

Los precios del petróleo han operado en un estrecho rango en torno a los 70 dólares durante la semana pasada, mientras los inversores evalúan si se sostendrá la reciente recuperación, que ha más que duplicado los precios desde febrero.

Muchos analistas, entre ellos Sato, están considerando una meta de precio de 76 dólares, establecido el año pasado cuando el petróleo se derrumbó desde un récord de casi 150 dólares el barril en julio a mínimos cercanos a 30 dólares el barril a fin del 2008.

¿SEÑALES DE RECUPERACION?

Los datos del petróleo en China brindaron algo de soporte a los precios el jueves.

Las exportaciones de diésel en mayo cayeron a 390.000 toneladas después de tocar un récord de 510.000 toneladas en abril, porque las firmas petroleras guardaron más combustible en China debido al alza de las ventas y la caída de los inventarios.

Los datos de la aduana china trascendieron a la par que el Banco Mundial elevó su pronóstico del crecimiento del Producto Interno Bruto de la tercera economía mundial a un 7,2 por ciento desde el 6,5 por ciento proyectado en su reporte trimestral anterior en marzo.

En otra señal positiva para la demanda de petróleo, la Administración de Información de Energía de Estados Unidos reportó una caída mucha mayor a la esperada de los inventarios de crudo en la semana que terminó el 12 de junio, de 3,9 millones de barriles.