7 de agosto de 2009

PETROLEO-Barril cae presionado por alza de dólar tras dato EEUU

NUEVA YORK (Reuters/EP) - El petróleo caía el viernes tras alcanzar un máximo de seis semanas, presionado por las ganancias del dólar tras la difusión de números de pérdida de empleo de Estados Unidos mejores a lo esperado.

Los empleadores estadounidenses recortaron en julio 247.000 puestos de trabajo, mucho menos que lo esperado y el número mensual más bajo desde agosto pasado, según un informe del Gobierno, lo que acentuó el optimismo respecto a que la mayor economía mundial estaría recuperándose.

"El informe de empleo fue disparejo para los operadores de crudo. Por un lado, fue bueno para los fundamentos ya que la gente trabajará y podrá comprar cosas", dijo Chris Jarvis, analista de Caprock Risk Management.

"Pero podría significar que Europa sea visto como un mercado débil, que la gente recorte su exposición al euro y se fortalezca más el dólar a largo plazo, lo que presionaría a las materias primas", agregó.

El crudo estadounidense operaba a las 1718 GMT con una baja de 42 centavos de dólar, a 71,52 dólares el barril, tras haber tocado brevemente un máximo de seis semanas de 72,84 dólares.

En Londres, el crudo Brent caía 53 centavos de dólar, a 74,30 dólares el barril.

El retroceso en el crudo se produjo porque el dólar subió frente al euro y el yen, ejerciendo presión sobre las materias primas denominadas en la moneda estadounidense.

Wall Street avanzó luego de la divulgación de los datos de ocupación.

La crisis económica ha golpeado a la demanda de combustible, llevando al crudo desde el récord cercano a los 150 dólares marcado en julio del 2008 a menos de 33 dólares el barril en diciembre.

Los precios del petróleo se han recuperado ante el optimismo que una mejora en la economía pueda aumentar el debilitado consumo de combustible, aunque los inventarios de crudo se mantienen altos, especialmente en Estados Unidos, el mayor consumidor.

Frontline, el mayor grupo mundial de buques petroleros, dijo el jueves que unas 50 embarcaciones (VLCC por sus siglas en inglés) estaban almacenando en el mar cerca de 100 millones de barriles de crudo, especialmente en la parte estadounidense del Golfo de México y en Europa.