2 de enero de 2015

PETRÓLEO-Barril toca mínimo de cinco años bajo los 56 dlr, prevalece superávit de suministros

Por Jessica Resnick-Ault

NUEVA YORK, 2 ene, 2 Ene. (Reuters/EP) -

- Los precios del crudo referencial Brent revertían el viernes sus avances de comienzos de sesión, para registrar un mínimo registrado el 2009 bajo los 56 dólares por barril, dado que el superávit de suministro opacó el posicionamiento de los inversores para una posible recuperación.

* El Brent ha caído a su nivel más bajo en más de cinco años dado que Arabia Saudita, el principal exportador, y otros grandes productores del Golfo siguen bombeando petróleo frente a la creciente producción de crudo de esquisto de Estados Unidos.

* El jueves, el viceministro de Relaciones Exteriores de Irán instó a Arabia Saudita a actuar para revertir la caída, advirtiendo que de lo contrario los bajos precios del petróleo afectarán a los países de Oriente Medio.

* Pero Arabia Saudita dijo el mes pasado que no recortaría la producción para mantener participación de mercado.

* A las 1529 GMT, el crudo Brent para entrega en febrero caía 1,26 dólares a 56,07 dólares por barril, que se compara con el máximo del día de 58,54 dólares.

* Los precios tocaron un mínimo registrado el 2009 de 55,48 dólares tras haber promediado cerca de 110 dólares por barril entre 2011 y 2013.

* El crudo en Estados Unidos para entrega en febrero caía 52 centavos por barril a 52,75 dólares, tras llegar a un máximo de sesión de 55,11 dólares poco después del inicio de la jornada.

* Operadores dijeron que se habían colocado varios pedidos de compra antes del comienzo de las operaciones en el nuevo año. Algunos estaban dispuestos a apostar que los precios repuntarán en 2015, cuando se cierren o cancelen proyectos petroleros.

* Los precios eran presionados también por cifras que mostraron una mayor producción en algunos de los principales productores del mundo, como Irak, Rusia, y Libia.

* El salto en los precios del crudo del viernes temprano fue frenado también por sondeos de la producción industrial en China y Europa, que apuntan a una desaceleración en la demanda.

Para leer más