1 de julio de 2013

Petrolera brasileña OGX abandona proyectos, aumenta temor a colapso

SAO PAULO, 1 Jul. (Reuters/EP) -

- OGX Petroleo e Gas SA, la petrolera controlada por el millonario brasileño Eike Batista, devolverá algunos yacimientos mar adentro y suspenderá planes de gasto de capital para ahorrar dinero y aliviar el temor de los inversores a un colapso.

Según un comunicado enviado el lunes el regulador, OGX suspendió el desarrollo de sus yacimientos de aguas profundas Tubarão Tigre, Tubarão Gato y Tubarão Areia.

Los tres pozos del yacimiento Tubarão Azul podrían dejar de producir en el 2014, dijo OGX, añadiendo que no invertiría más en esa área.

La decisión derrumbó las acciones de OGX un 29 por ciento en la bolsa de São Paulo, hasta apenas 0,56 reales.

La compañía, que tiene su sede en Río de Janeiro, pidió además a OSX Brasil SA, también controlada por Batista, que frene la construcción de algunas plataformas pues Tubarão Tigre, Tubarão Gato y Tubarão Areia fueron declarados económicamente inviables.

En compensación OGX pagará 449 millones de dólares en efectivo a OSX.

Los bonos de OGX con vencimiento en el 2018 y 2022 han perdido sostenidamente valor desde marzo. A partir del 5 de junio se hundieron a menos de un tercio de su valor nominal, un valor que señala un aumento de las posibilidades de una cesación de pagos.

Batista vendió en mayo 70,5 millones de acciones de OGX por 57 millones de dólares, reduciendo su participación a un 59 por ciento desde un 61 por ciento previo. El precio de venta fue menos de la tercera parte de lo que había prometido pagar por nuevas acciones.

La promesa de comprar nuevas acciones, exige que Batista compre hasta 1.000 millones de dólares en títulos de OGX a 6,3 reales por papel antes del 30 de abril del 2014, si es que el directorio de OGX lo considera necesario.

Fitch Rating Service bajó la deuda de OGX a "CCC", lo que significa que ve un alto riesgo de moratoria. Al vender acciones a un precio inferior al de compra, Batista disparó temores de que no tiene suficiente dinero para cumplir su promesa.