26 de marzo de 2015

Uno de los pilotos de avión de Germanwings estaba fuera de la cabina al momento de accidente: reporte

* Uno de los pilotos estaba fuera de cabina en accidente: NYT * Lufthansa dice que no tiene información al respecto * Continúa la búsqueda de la segunda caja negra Por Jean-Francois Rosnoblet y Tim Hepher

SEYNE-LES-ALPES/PARÍS, 26 mar, 26 Mar. (Reuters/EP) -

- Las grabaciones de voz de la cabina del avión alemán siniestrado en Los Alpes mostraron que uno de los pilotos salió de la cabina y no pudo volver a entrar antes de que el avión cayera y murieran todos sus ocupantes, informó el New York Times.

La grabación no aclaró los motivos por los que el piloto estaba fuera de la cabina o por qué no logró entrar mientras el aparato iba descendiendo el martes hacia la cadena montañosa de la remota zona de los Alpes franceses.

Los investigadores están estudiando las grabaciones de voz de una de las cajas negras para obtener respuestas, mientras continuaba el jueves la búsqueda de la segunda caja negra.

"El hombre golpea suavemente la puerta desde fuera y no tiene respuesta", dijo un investigador no identificado al Times.

"Luego golpea la puerta con más fuerza y no hay respuesta. Nunca hay respuesta (...) Se puede oír cómo trata de derribarla", añadió el investigador.

Un portavoz de Lufthansa, cuya filial de bajo costo Germanwings operaba el vuelo, dijo al respecto: "No tenemos información de las autoridades que confirme este punto y estamos buscando más datos. No entraremos en especulaciones sobre las causas del accidente".

Consultado por la investigación, el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, dijo el jueves al canal de televisión iTELE: "Lo mejor por ahora es no descartar ninguna hipótesis".

La recuperación de una de las dos grabaciones de la cabina se produjo mientras el presidente francés, François Hollande; la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, viajaban al lugar del siniestro para homenajear a las 150 víctimas, en su mayoría alemanas y españolas.

El organismo que investiga los accidentes aéreos BEA no estaba disponible de inmediato para hacer comentarios sobre la información del Times, pero anteriormente había dicho que era demasiado pronto para extraer conclusiones sobre el por qué de la caída del avión.

"Acabamos de extraer un archivo de datos de sonido que podemos usar", dijo el miércoles el director de BEA, Remi Jouty, en rueda de prensa en la sede de la agencia en las afueras de París.

"Aún no hemos podido estudiar y establecer el momento exacto de toda la grabación y las palabras que se escuchan en este archivo", añadió.

Jouty espera que el primer análisis básico de la grabación concluya en "cuestión de días", pero advirtió que esta lectura podría ser objeto de errores y que serán necesarios más trabajos para realizar una interpretación completa.

Aunque dijo que se escuchaban "palabras" en la grabación, Jouty no pudo confirmar si eso significaba que los pilotos del Airbus A320 estaban conscientes.

NORMAS POSTERIORES AL 11-S

BEA dijo que el avión comenzó a descender un minuto después de alcanzar la altura de crucero y que perdió altitud durante más de nueve minutos.

El New York Times citó a una destacada fuente militar que participa en la investigación que afirmó que el sonido de la cabina muestra una conversación "muy afable y agradable" entre los pilotos en la primera parte del vuelo. El sonido indicó luego que uno de los pilotos salió de la cabina.

"Aún no sabemos la razón por la que uno de ellos salió", añadió el responsable. "Pero lo que está claro es que al final del vuelo, el otro piloto está solo y no abre la puerta".

El portavoz de Lufthansa dijo que desde los atentados del 11 de septiembre de 2011 en Estados Unidos, las puertas de las cabinas no pueden abrirse desde fuera, en línea con las regulaciones.

Aunque subrayó que era demasiado pronto para arrojar una imagen clara, Jouty descartó que hubiera habido una explosión en vuelo.

Jouty añadió que la segunda caja negra aún no se ha encontrado e indicó que no podía confirmar las palabras de Hollande sobre que se había hallado la carcasa.

Entre los nuevos detalles, dijo que el aparato bajó en línea recta hacia la montaña, pero no precisó si el mando lo tenía el piloto o si estaba el piloto automático.

Germanwings dijo que 72 alemanes murieron en el accidente, el primero de un avión de pasajeros en territorio francés desde el Concorde a las afueras de París. El Gobierno español dijo que había 50 españoles entre las víctimas.

Además de alemanes y españoles, también había tres estadounidenses, un marroquí y ciudadanos de Reino Unido, Argentina, Australia, Bélgica, Colombia, Dinamarca, Israel, Japón, México, Irán y Holanda, según las autoridades. Sin embargo, los análisis de ADN para identificarlos podrían llevar semanas, según el Gobierno francés.