18 de junio de 2009

Plan para dar más poderes a Fed EEUU encierra riesgos

Por Mark Felsenthal y Alister Bull

WASHINGTON (Reuters/EP) - Dar a la Reserva Federal nuevos y amplios poderes en el marco de una histórica reforma a la regulación de los mercados financieros podría dañar su capacidad para conducir la política monetaria, clave para impulsar el crecimiento económico y controlar la inflación.

Bajo el plan del presidente Barack Obama, la junta de gobernadores de la Fed sería responsable de supervisar a las compañías financieras de gran tamaño, cuya caída podría desestabilizar la economía.

La iniciativa apunta a reparar las fallas que permitieron que la toma excesiva de riesgos pasara sin ser controlada, lo cual derivó en la quiebra de compañías como Bear Stearns y Lehman Brothers el año pasado.

La caída de esas instituciones generó una crisis financiera que golpeó a todas las economías del mundo.

Pero expandir la autoridad regulatoria de la Fed, que ya debe ocuparse de asegurar la estabilidad de precios, garantizar un desempleo bajo y actuar como prestamista de última instancia, podría ejercer más presión sobre su capacidad.

"Eso es un gran combo de responsabilidades. Eso es suficiente, yo no le daría a la Fed un rol regulatorio mayor", opinó la ex vicepresidenta de la Fed Alice Rivlin.

Otros ex funcionarios de la Fed temen que colocar esta carga sobre el banco central pueda ser una distracción, en el mejor de los casos, y que pueda debilitar la calidad de sus decisiones de política monetaria.

"Desempeñar esta función, podría interferir con el rol fundamental de la Fed (...), que es prevenir la inflación y la deflación" dijo el ex presidente de la Fed de Richmond Alfred Broaddus.

Sin embargo, los actuales funcionarios de la Fed no consideran la propuesta del Tesoro como un cambio radical en sus poderes que vaya a alterar su foco, o como algo que vaya a erosionar la capacidad de la Fed para fijar la política monetaria de manera independiente.

El mayor rol de la Fed en la supervisión del riesgo sistémico requeriría cierta imaginación sobre cómo regular a las grandes firmas desde la perspectiva de la seguridad y solidez del conjunto del sistema, pero no representaría un gran cambio desde las atribuciones actuales de la institución, según funcionarios del banco central.

FED POLITICA

Normalmente, la Fed es la única autorizada a prestar dinero a bancos fuertemente regulados que toman depósitos.

Sin embargo, usando poderes de emergencia que permiten prestar a un rango más amplio de instituciones en "circunstancias inusuales y exigentes", destinó decenas de millones de dólares para rescatar a Bear Stearns y a AIG. Esto fue criticado por algunos legisladores, que creen que la Fed se desvió de su misión de fijar la política monetaria.

El Gobierno de Obama reconoce que las medidas de emergencia de la Fed pusieron en uso fondos de los contribuyentes sin la misma exigencia de transparencia que tienen los funcionarios electos.

"Prestar dinero a una institución que uno no supervisa en una circunstancia de riesgo es un acto inherentemente político", dijo el asesor económico de la Casa Blanca Lawrence Summers.

"Para que la Fed se comprometa en ese acto sólo bajo su propia rendición de cuentas, tendría que involucrarse más en la política", agregó Summers, indicando que el presidente de la Fed, Ben Bernanke, apoyaba la propuesta.

(Alister Bull y Mark Felsenthal)