31 de agosto de 2009

Plan petrolero de Lula podría erosionar acciones

Por Guillermo Parra-Bernal

SAO PAULO (Reuters/EP) - El expandido papel dado a Petrobras en la propuesta reforma petrolera de Brasil podría pesar en sus acciones, al inquietarse los inversores sobre los riesgos de exploración de nuevos campos marítimos y temores de que sus recursos sean forzados demasiado.

La propuesta, enviada el lunes al Congreso por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, convierte a Petrobras en el único operador de los campos subsal, asegurándole amplio acceso a los mayores hallazgos de crudo en las Américas en tres décadas.

Pero existe la preocupación de que el mayor peso para que Petrobras desarrolle los campos drenará efectivo y elevará sus costos, al tener que hacer fuertes inversiones en trabajadores y equipos para acceder al desafío técnico que plantean las reservas, ubicadas en las profundidades del Atlántico.

Otra preocupación es una posible prolongada batalla en el Congreso en los próximos meses sobre la propuesta de Lula, así como el riesgo de que se diluyan las acciones con el plan del Gobierno de aumentar el capital de la firma.

Un creciente nacionalismo y presiones políticas podrían mellar las ganancias y distraer la administración de Petrobras, dijo Alexandre Povoa, quien supervisa 800 millones de dólares en activos para Modal Asset Managemente en Río de Janeiro.

"Los mercados se preocupan de que Petrobras se convierta en un brazo publicitario del Estado con un enfoque suelto y sensible al ruido político", afirmó.

Las acciones preferenciales de Petrobras, las más líquidas de la bolsa de Brasil, caían por sexta sesión consecutiva el lunes, cediendo un 4,7 por ciento a 30,99 reales, mientras el índice referencial Bovespa cedía un 2,59 por ciento.

El plan del Gobierno para reforzar el capital de la firma sería de alrededor de 50.000 millones de dólares.

Tal tamaño recortaría el valor de los accionistas minoritarias en un estimado 24 por ciento, según la correduría brasileña Itaú Securities.

Petrobras, parcialmente estatizada en la década de 1990, es actualmente controlada por el Gobierno en un 55 por ciento.

"Lo extraño es capitalizar a Petrobras con reservas todavía por ser probadas", dijo Adriano Pires, presidente del grupo industrial Centro Brasileáo de Infraestructura.

¿DEMASIADO EXIGENCIA?

Según las normas propuestas el lunes, Petrobras tendría una participación mínima del 30 por ciento en los nuevos proyectos subsal.

Pero la prevista creación de un sistema de participación en la producción, en la que el Gobierno poseería parte del crudo, no es necesariamente una ventaja para Petrobras.

En el actual sistema de concesiones, Petrobras más que duplicó la producción a 2,4 millones de barriles por día en los 10 años finalizados en enero, convirtiéndola en un atractivo para inversores de todo el mundo.

"Una preocupación persistente es que los planes subsal pudieran poner fin a la competencia con las existentes concesiones, que fueron rentables y favorables a la compañía", dijo Paula Kovarsky, analista de Itaú Securities.

Las reservas encontradas bajo un profundo manto de sal frente a la costa sureste de Brasil fueron estimadas en al menos 50.000 millones de barriles, lo que, si se comprueba, convertirían a Brasil en el cuarto mayor productor de crudo, luego de Arabia Saudita, Rusia y Estados Unidos.

Pero alcanzar ese crudo, que yace a unos 260 kilómetros de la costa y a unos 7 kilómetros bajo agua, rocas y sal, es un enorme desafío y algunos analistas creen que el Gobierno minimizó los riesgos de exploración.

Kovarsky dijo que existen dudas sobre si los actuales precios del crudo y las nuevas normas rendirían los retornos necesarios para las fuertes inversiones necesarias.

¿Todas esas cosas serán suficientes para compensar el hecho de ser el único operador para el subsal?", dijo. "Veremos", agregó.

Las acciones de Petrobras se transaron a cerca de 11 veces las ganancias reportadas por la compañía en los últimos 12 meses, según datos de Thomson Reuters, comparado con 11,5 veces para Exxon Mobil, la mayor empresa petrolera del mundo, 13,9 veces para BP y 14 veces para Cnooc, el mayor productor marítimo de crudo de China.

"La preocupación por los desafíos políticos y operativos deben castigar más las acciones", dijo Roseli Machado, quien administra 5.000 millones de reales (2.700 millones de dólares) en activos para Fator Administradora de Recursos.

La propuesta reforma petrolera posiblemente enfrente dura oposición en el Congreso, particularmente de legisladores cuyos distritos reciben actualmente regalías de la producción petrolera de Brasil.