20 de febrero de 2019

¿Podría ser beneficioso para Argentina formar parte de la OCDE?

¿Podría ser beneficioso para Argentina formar parte de la OCDE?
TWITTER / @DINEROYPODERCOM

BUENOS AIRES, 20 Feb. (Notimérica) -

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, sostuvo desde su llegada a la Presidencia, en 2015, que el país tenía que abrirse al mundo y dejar atrás años de aislamiento en materia económica, en una clara referencia a sus antecesores Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Para conseguir esto, el Gobierno argentino tomó la decisión de reducir el gasto público, a través del ajuste en distintas esferas estatales --como la educación, el régimen jubilatorio y las asignaciones sociales-- y solicitó un financiamiento externo que, según señaló el mandatario, inyectaría la confianza necesaria para que las inversiones comenzaran a llegar al país.

En mayo del 2018, el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó un préstamo para Argentina de alrededor de 50.000 millones de dólares, divididos en distintos etapas de pago.

Durante la realización del G20, cumbre de líderes mundialistas, que tuvo lugar en Buenos Aires el pasado mes de diciembre, Macri hizo referencia al posible ingreso de Argentina en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Este organismo, creado en 1960, está integrado por 36 países desarrollados de diferentes partes con el objetivo de monitorear las políticas públicas aplicadas y estandarizar las buenas prácticas y programas para un funcionamiento correcto de los principales indicadores de cada nación. En América Latina, México, Colombia y Chile son los únicos que actualmente integran el organismo multilateral.

"En la OCDE pasa algo extraño: todo el mundo acepta el ingreso de la Argentina, pero estamos trabados porque a su vez no aprueban el ingreso de otros países", indicó el mandatario.

¿QUÉ DICE LA OCDE?

La decisión para que Argentina se sume a este organismo está sujeta a un Consejo, integrado por los países miembros, que son los responsables de aceptar, o no, su incorporación. El próximo mes de marzo se publicará una revisión multidimensional de la economía local donde contemplarán, entre otras cosas, indicadores como la educación, las variables macroeconómicas y el bienestar social.

Una de las principales razones por las que la OCDE no termina por dar el visto bueno a una incorporación de Argentina al organismo, es su actual recesión económica. El Gobierno argentino no ha podido disminuir la inflación de precios, con un 20% interanual, según los últimos datos oficiales, lo que provocó una caída del consumo y un aumento de la indigencia.

Sin embargo, el jefe del Centro de Desarrollo de la OCDE, Sebastián Nieto Parra, apuntó que el camino optado por Argentina es el correcto, ya que se valora, además de los indicadores, el esfuerzo y los programas optados por el Gobierno que tienden a lograr una mayor inclusión social.

"Argentina forma parte de nuestro Centro de Desarrollo, sin ser parte de la organización. Es una forma de intercambio de políticas públicas con países emergentes, que es nuestro objetivo, y en donde participan 11 naciones de la región sin integrar la OCDE. Creemos que el camino optado por el país es el correcto porque apunta a un crecimiento", afirmó Parra en declaraciones para 'Actualidad RT'.

Asimismo, el miembro de la OCDE aseguró el ingreso de Argentina en el la organización conllevaré tres puntos de beneficio. "Uno es la valoración que se adquiere, lo que puede traducirse en un voto de confianza para el mercado. El otro es el del diálogo con los pares y el intercambio de programas que dieron resultado. Y el tercer beneficio es el de las recomendaciones especificas en cuanto al diseño e implementación de políticas publicas. Es decir, el monitoreo apuntado a mejorar todos los índices de bienestar social", finaliza Parra.

Por su parte, el economista y presidente del Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires (CESBA) Matías Tombolini, señaló que el ingreso a la OCDE no significa nada con una economía en recesión.

"Estar en un pequeño club por ganar un 'sello de calidad' no es importante ahora. Argentina fracasó en su rumbo económico al no alcanzar sus objetivos. No hay número concretos que demuestren que estamos viviendo mejor. Habrá que ver qué capacidades tiene el Gobierno para adaptarse a los programas extranjeros porque con el del FMI no funcionó", alertó el economista.

Para leer más