21 de enero de 2016

Las políticas públicas para el desarrollo en Latinoamérica, a examen

Las políticas públicas para el desarrollo en Latinoamérica, a examen
GUILLERMO LOPEZ FERNANDEZ/CAF

MADRID, 21 Ene. (Notimérica) -

Este miércoles, el CAF Banco de Desarrollo de América Latina ha presentado en Casa de América de Madrid (España), el Reporte de Economía y Desarrollo (RED) 2015, el cual profundiza en el análisis de las capacidades de los estados para mejorar la efectividad de las intervenciones públicas y así promover el desarrollo.

Con el título 'Un Estado más efectivo: capacidades para el diseño, la implementación y el aprendizaje de políticas públicas', el informe se centra en cuatro cuestiones básicas sobre el tema a tratar: la burocracia de calidad, los sistemas efectivos de compras públicas, la participación ciudadana en la toma de decisiones y el aprendizaje sobre las políticas públicas.

En la inauguración del acto, el director para Europa de CAF, Guillermo Fernández de Soto, subrayó la importancia del documento como "difusor esencial" para conocer las maneras con las que el Estado puede mejorar su efectividad.

Según Fernández de Soto, éste es un tema de gran importancia, pues la capacidad de las instituciones para ejecutar las políticas públicas es, en muchas ocasiones, objeto de crítica. "Un Estado realmente efectivo debe desarrollar las capacidades necesarias para diseñar y aplicar estas políticas que deben, a su vez, generar un aprendizaje para futuras acciones", concluyó.

Por su parte, el director corporativo de Análisis Económico y Conocimiento para el Desarrollo de CAF, Pablo Sanguinetti, señaló que se debe perseguir una mejoría de la acción centrada en brindar unos servicios que generen cambios en la vida de los individuos.

CONCLUSIONES DEL REPORTE

Una de las principales conclusiones obtenidas por el estudio, centrado en América Latina, es que según la encuesta CAF 2014, el 76 por ciento de la población está "de acuerdo" o "totalmente de acuerdo" con que la corrupción es un problema para prestar servicios públicos de calidad, por encima del 71 o el 60 por ciento que ve como problemas a la ineficiencia y la baja capacitación de los empleados públicos.

"Aumentar el control y supervisión de las compras públicas puede reducir la ineficiencia y la corrupción, pero también implicar pérdida de flexibilidad y autonomía. Este aparente conflicto puede aliviarse con iniciativas que aumenten la transparencia y competencia de las transacciones", anotó Sanguinetti.

En el documento también se identificó que es de vital importancia empoderar a la ciudadanía para que su participación sea efectiva, reduciendo los costes de su interacción con el Estado, recogiendo frecuentemente sus inquietudes y niveles de satisfacción con los servicios ofrecidos y mostrándole que ante esas inquietudes habrá respuestas concretas y oportunas.

Respecto al aprendizaje sobre las políticas públicas, el informe revela que apenas el cuatro por ciento de las evaluaciones son realizadas por el gobierno (solo o en asociación con otra organización) a pesar de que es el responsable de casi el 76 por ciento de los programas.