21 de septiembre de 2009

Polonia analiza relaciones cercanas con UE tras escudo: ministro

Por Gabriela Baczynska

VARSOVIA (Reuters/EP) - Polonia debe buscar lazos de seguridad más cercanos dentro de Europa después de la decisión del presidente estadounidense Barack Obama de abandonar su plan de construir un escudo antimisiles, dijo el lunes el ministro de Relaciones Exteriores, Radoslaw Sikorski.

La decisión de Obama irritó a algunas personas en Polonia, un leal aliado de Washington con tropas en Irak y Afganistán, que temen que Rusia pueda salir beneficiada. Moscú, un feroz crítico del escudo antimisiles, dio la bienvenida a la medida estadounidense.

"Espero que esto dé un golpe saludable, sobre todo a la extrema derecha del espectro político polaco", dijo Sikorski a la radio TOK FM, agregando que podría llevar a muchos a repensar "el sueño de basar todo en una alianza bilateral con Estados Unidos".

"Somos un país europeo y aquí, primero y principal, debemos buscar garantías de seguridad", dijo sin dar detalles.

La Unión Europea ha estado intentando durante años desarrollar un rol más importante en cuestiones de seguridad y defensa, pero sigue enfrentando la resistencia de sus estados miembros a gastar más dinero y las preocupaciones en torno al peligro de duplicar el rol de la OTAN.

En el pasado, Sikorski era considerado un conservador que apoyaba los vínculos transatlánticos cercanos, pero como ministro de Relaciones Exteriores se ha mostrado pragmático. Por ejemplo, apoyando los esfuerzos por mejorar las deterioradas relaciones de Polonia con Rusia, su potencia dominante de la era comunista.

Sus comentarios parecieron destinados al presidente Lech Kaczynski, quien ha sido muy crítico de Rusia y apoyó fuertemente el escudo como una señal del mayor compromiso del Ejército estadounidense en Europa central.

Bajo el plan ideado por el ex presidente estadounidense George W. Bush, Washington hubiera instalado 10 interceptores de misiles en Polonia y un sistema de radar relacionado en la República Checa como protección contra un posible ataque de Irán. Estados Unidos negó las acusaciones de que el escudo buscaba disuadir a Rusia.

MAS RAPIDO Y MAS FLEXIBLE

La semana pasada, Obama dijo que quiere reemplazar una gran instalación estática con sistemas de defensa más rápidos y flexibles que inicialmente estarían ubicados en el mar.

El ministro francés en la UE, Pierre Lellouche, fue citado el lunes diciendo que el anuncio de Obama demuestra la necesidad de desarrollar una mayor cooperación europea en defensa.

"La decisión del presidente Obama debería hacernos dar cuenta que tanto Polonia como toda Europa deben basar su seguridad no en una sino en dos garantías de seguridad", dijo Lellouche al diario Dziennik durante una visita a Varsovia, en referencia a la OTAN y a la UE.

Pero el jefe del Departamento Nacional de Seguridad de Polonia, que asesora a Kaczynski, dijo que Varsovia no puede confiar en la UE.

"Es imposible. La Unión Europea no tiene una política de seguridad conjunta", dijo Aleksander Szczyglo al diario Polska.

Un sondeo de opinión publicado el fin de semana por el diario Rzeczpospolita mostró que casi la mitad de los polacos apoya la decisión de Obama de abandonar el escudo antimisiles, mientras que el 31 por ciento opina que no es positiva para Polonia.

Más de la mitad de los encuestados cree que la decisión no tendrá impacto en la seguridad del país.