6 de agosto de 2009

Precios casas británicas cerrarían 2009 con leves alzas: informe

LONDRES (Reuters/EP) - Los precios de las casas en Gran Bretaña cerrarán este año ligeramente más altos que el año anterior, estimó la Institución Real de Peritos Colegiados el jueves (RICS, por sus siglas en inglés), desestimando su cálculo previo de una caída de un 10 por ciento.

No obstante, RICS, un organismo profesional para peritos de propiedades, dijo que el mercado inmobiliario británico enfrentaría de todos modos desafíos significativos en el 2010 y señaló que había un riesgo de que los precios de las casas cayeran nuevamente el año próximo.

El reporte de RICS sigue a una serie de estudios que sugieren que el declive del mercado de viviendas del país podría estar disminuyendo. La hipotecaria Halifax dijo el miércoles que los precios de las casas subieron un 1,1 por ciento en julio y redujo a la mitad su pronóstico para la caída anual de los precios a un 7 por ciento.

RICS estimó en diciembre pasado que los precios de las viviendas en Gran Bretaña caerían cerca de un 10 por ciento en el 2009, con riesgos tendientes a la baja, lo que resultaría en una caída de al menos un 25 por ciento desde los máximos alcanzados en la época de apogeo.

Pero tras un cambio considerable en el mercado de las casas durante los últimos meses, marcado por un incipiente repunte en los precios en algunas áreas, RICS modificó su proyección.

"El pronóstico de RICS es que el precio de una casa promedio en el cuarto trimestre del 2009 será ligeramente más alto que el del mismo período del 2008", decía el reporte.

Sin embargo, esto no indica un rápido retorno al "tiempo de auge", ya que la actividad permanece muy débil frente a estándares históricos, afirmó.

"Un retorno a una mercado más ordenado está todavía lejos", dijo.

La falta de oferta ha entregado algo de apoyo a los precios de las casas durante los últimos meses y la demanda del comprador ha mejorado, agregó.

Pero incrementos adicionales en las tasas hipotecarias, un alza en el desempleo o la prolongada debilidad de la economía podrían ser un desafío para la naciente recuperación del mercado, dijeron.