27 de agosto de 2009

Precios al consumidor de Alemania, sin cambios en agosto

Por Paul Carrel

BERLIN (Reuters/EP) - Los precios al consumidor en Alemania se mantuvieron sorpresivamente estables en agosto a tasa anual, tras una fuerte caída en julio, lo que sugiere que la inflación podría regresar pronto a la mayor economía de Europa.

Datos preliminares de la Oficina Federal de Estadísticas mostraron el jueves que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) de Alemania subió un 0,2 por ciento mensual en agosto y que no sufrió cambios en la comparación anual.

Otro índice elaborado en línea con los estándares de la Unión Europea tampoco mostró cambios en los precios en la medición anual y arrojó una subida mensual del 0,4 por ciento.

Las cifras de Alemania ofrecen las primeras señales sobre el comportamiento de los precios en el conjunto de la zona euro, donde los precios habrían caído un 0,4 por ciento anual en agosto, según un sondeo de Reuters.

"La inflación general (de Alemania) debería haber alcanzado su mínimo el mes pasado y ahora moverse gradualmente hacia el 1 por ciento para fin de año", dijo Carsten Brzeski de ING Financial Markets.

"Los últimos datos indican que Alemania ha evitado con éxito un escenario parecido al de Japón, con una década de bajo crecimiento y baja inflación", agregó.

La estabilidad de los precios alemanes en agosto sigue a una caída en territorio negativo en julio, cuando los precios bajaron en la comparación anual por primera vez desde la reunificación del país en 1990.

Las autoridades han indicado que no existe un riesgo importante de que Alemania sufra deflación y los analistas creen que los precios volverán a subir a medida que avanza el año.

Analistas de Royal Bank of Scotland dijeron en un reporte que los datos de Alemania sugerían que los precios al consumidor de la zona euro habrían caído un 0,2 por ciento anual en agosto.

Un sondeo de Reuters entre economistas apuntaba a una caída interanual del 0,2 por ciento en el IPC anual de Alemania y a una lectura estable en la comparación mensual.

Los datos de seis estados alemanes usados para calcular el IPC nacional mostraron que los precios de los combustibles subieron en el mes entre un 4,4 por ciento y un 5,6 por ciento, mientras que el costo del petróleo para calefacción aumentó entre un 6,4 y un 11,8 por ciento.

El precio de los alimentos en los estados cayó entre un 0,9 y un 1,7 por ciento en agosto.

(Paul Carrel)