12 de agosto de 2009

Precios mayoristas Japón caen 8,5 pct en año a julio por energía

Por Stanley White

TOKIO (Reuters/EP) - Los precios mayoristas de Japón cayeron un récord de 8,5 por ciento en el año a julio, poniendo de relieve las crecientes presiones deflacionarias y limitando el margen del banco central para poner fin a sus medidas heterodoxas, mostraron el miércoles datos oficiales.

Aunque la baja en los precios se moderaría en los próximos meses al desvanecerse el efecto base de los costos de la energía, los economistas dicen que la debilidad de la demanda doméstica implica que las bajas en los precios mayoristas podrían persistir.

Ello podría traducirse en mayores bajas en los precios al consumidor, prolongando la segunda racha de deflación en el país en menos de una década.

Los precios de los bienes finales, un componente del índice de precios mayoristas que mide los movimientos en los precios al consumidor, cayeron a una tasa anual del 3,3 por ciento tras bajar un 2,6 por ciento en junio.

"Vamos a ver una creciente presión bajista sobre los precios por el lado de la débil demanda", dijo Takeshi Minami, economista jefe de Norinchukin Research Institute.

"El Banco de Japón ha dicho que el país no está entrando en una espiral deflacionaria, por lo que no flexibilizará más su política monetaria. Pero mientras persista la debilidad en la economía y los precios, tampoco podrá subir las tasas, que se mantendrán estables hasta al menos marzo del 2011", agregó.

El Banco de Japón ya espera dos años de deflación, por lo que caídas moderadas en los precios no lo harán regresar a la estrategia de flexibilización cuantitativa, cuando inundaba de fondos el sistema bancario.

Pero si la deflación se mantiene por más tiempo del calculado, podría demorar la salida del Banco de Japón de las tasas de interés bajas.

La caída en los precios mayoristas fue algo menor a la baja de 8,7 por ciento esperada por el mercado, pero mayor al descenso del 6,7 por ciento visto en junio.

El retroceso se debió mayormente a los precios del petróleo, que cayeron fuertemente desde los máximos históricos cercanos a 150 dólares por barril alcanzados en julio del año pasado.

Pero los menores precios del acero, los químicos y los metales no ferrosos respecto de julio del 2008 también impactaron en la caída del índice, dijo a la prensa un funcionario del Banco de Japón.