15 de agosto de 2009

Presidente Ecuador dice está abierto al diálogo con Colombia

QUITO (Reuters/EP) - El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo el sábado que está dispuesto a dialogar con su homólogo colombiano Alvaro Uribe para recomponer las relaciones diplomáticas entre ambos países, luego de que Bogotá expresara su apertura para solucionar disputas con sus vecinos.

Ecuador y Colombia mantienen rotos sus vínculos formales desde marzo del 2008 tras una incursión militar del Ejército colombiano a la selva ecuatoriana para destruir una base de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en una operación en la que murió el líder guerrillero, Raúl Reyes.

Pero tras una seguidilla de acusaciones entre ambos mandatarios por el control de la frontera común, Uribe aseguró la víspera que desea recomponer las relaciones con sus "hermanos" Ecuador y Venezuela.

"Sentémonos a dialogar, nunca le podría dar un abrazo fraternal a alguien que ha bombardeado mi patria, pero como caballero sí podría estrechar la mano al representante de un país hermano", dijo Correa, suavizando su posición respecto a las relaciones con su vecino.

"Conversemos para reanudar las relaciones y disminuir las tensiones entre dos países que no le hace bien a nadie, pero siempre he dicho no vamos a reparar esto sin justicia y dignidad", agregó el popular mandatario en su informe semanal.

Para Correa el dialogo debe ser "coherente" con los pedidos de su Gobierno a Uribe, que tiene relación con la entrega de información del bombardeo y dejar la campaña mediática que busca asociarlo con las FARC, según sus declaraciones.

Estos pedidos de Quito todavía no han sido cumplidos por el presidente colombiano.

Bogotá ha reconocido la existencia de un video donde aparece uno de los líderes de la organización guerrillera diciendo que entregaron un aporte económico a la campaña de Correa que lo catapultó al poder, información que ha sido negada por las FARC.

Colombia también mantiene disputas con Caracas por su plan de permitir la operación de unas siete bases por parte de soldados estadounidenses, lo que ha desatado duras críticas de los Gobiernos radicales por el peligro que podría significar para la estabilidad de la región.

"Ojalá (Uribe) que no le tenga que pedir perdón a Sudamérica aceptando bases militares extranjeras en Colombia", concluyó Correa.

Los presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) prevén reunirse el 28 de agosto en Argentina para abordar el tema de las bases militares. A la cita acudirá Uribe.

(Por Alexandra Valencia. Editado por Marion Giraldo)