20 de septiembre de 2009

Presidente EEUU descarta solicitud para no indagar abusos CIA

Por James Vicini

WASHINGTON (Reuters/EP) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, desestimó una solicitud de siete ex jefes de la CIA para cerrar una investigación por acusaciones de abusos a prisioneros, señalando en una entrevista emitida el domingo que "nadie se encuentra por encima de la ley".

El mes pasado, el fiscal general Eric Holder nombró a un funcionario para examinar si los cargos criminales debían ser presentados contra interrogadores o contratistas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) por superar los límites aprobados para los métodos de interrogación.

Una carta de los ex directores de la CIA enviada el viernes a Obama sostenía que la investigación del Departamento de Justicia obstaculizaría las operaciones y dañaría la disposición de los funcionarios de inteligencia para asumir riesgos por proteger al país.

"Agradezco que los ex directores de la CIA quieran cuidar a una institución que ayudaron a erigir", manifestó Obama en una entrevista al programa "Face the Nation" de CBS.

"Pero sigo creyendo que nadie se encuentra por encima de la ley. Y quiero asegurar, como presidente de Estados Unidos, que no digo que de alguna manera mis decisiones anulen las decisiones de los fiscales que están para confirmar la ley", profundizó.

En otra entrevista para CNN, Obama declaró: "No quiero comenzar a meterme en el terreno de suprimir, ya sabes, investigaciones que se están llevando a cabo".

Obama recalcó que constantemente ha señalado que quiere mirar hacia adelante, y no hacia atrás, respecto de los problemas que ocurrieron durante el Gobierno del ex presidente George W. Bush y que involucran el uso de severos métodos de interrogación, como ahogamiento simulado o la privación de dormir o comer.

Funcionarios de la era Bush, incluido el ex vice presidente Dick Cheney, han defendido sus actos y señalaron que los interrogatorios producen información de inteligencia valiosa.

Grupos de libertades civiles han acusado a la administración Bush de aplicar tortura para coaccionar información de sospechosos de terrorismo, que violan las leyes internacionales y de Estados Unidos.

Obama sostuvo en CBS que Holder debe opinar sobre lo ocurrido.

"A mi entender, en este punto no es una investigación criminal. Simplemente están investigando lo que ocurrió", aclaró. "No quiero que haya cacerías de brujas. Sin embargo, también he dicho que el fiscal general tiene un trabajo para hacer valer la ley", sentenció.