27 de agosto de 2009

Préstamos a sector privado zona euro se desaceleran fuertemente

FRANCFORT (Reuters/EP) - Los préstamos a los hogares y las empresas de la zona euro cayeron en julio y registraron su menor crecimiento anual en la historia del área, pese a los esfuerzos del Banco Central Europeo para reactivar el crédito con masivas inyecciones de dinero.

Las cifras del BCE mostraron el jueves que el crecimiento anual de los préstamos al sector privado se desaceleró a un 0,6 por ciento el mes pasado, superando el mínimo de 1,5 por ciento registrado en junio. Los analistas esperaban una expansión del 1,3 por ciento.

Los bancos de los 16 países que integran la zona euro recibieron cerca de medio billón de euros en fondos a un año del BCE a fines de junio, pero las cifras confirman que no usaron esos recursos para prestar, pese a los pedidos de las autoridades y de algunas cámaras empresarias.

Los préstamos al sector privado se contrajeron sobre una base mensual en julio, ante una caída en los créditos a las compañías por sexto mes seguido. El crecimiento anual del crédito corporativo se ubicó en un mínimo de 1,6 por ciento, mientras que los préstamos a los hogares se mantuvieron planos en el año.

Los economistas dijeron que la nueva desaceleración del crédito reflejaba las débiles condiciones de la economía, pero señalaron a un alza en el efectivo disponible como un signo alentador de una posible recuperación económica.

"La economía muestra sus primeras señales de una recuperación, pero el crédito aún no sigue esas señales", dijo Rainer Guntermann, economista de Dresdner Kleinwort.

"No sólo estamos viendo una oferta estrecha por parte de los bancos, sino sobre todo una demanda muy baja de las empresas. Las compañías se están absteniendo voluntariamente de pedir prestado. No hay señales de un racionamiento crediticio, sólo una baja demanda normal en una recesión", agregó.

En períodos anteriores de recesión y estancamiento, los préstamos han repuntado cerca de dos trimestres después de que la economía volvió a crecer.

SIN PRESIONES INFLACIONARIAS

El efectivo en circulación y los depósitos bancarios a un día (M1), categoría que muchos economistas ven como un indicador anticipado del crecimiento económico, se expandieron un 12,2 por ciento anual en julio.

La cifra representa una aceleración frente al crecimiento de 9,4 por ciento visto en junio y marca el ritmo anual más rápido desde octubre de 1999.

"Este incremento en el M1 debería ayudar el gasto nominal", dijo el economista Kenneth Broux de Lloyds TSB.

Las cifras mostraron además que no hay presiones inflacionarias pese a las masivas inyecciones de liquidez.

La tasa anual de crecimiento de la masa monetaria del bloque de países fue de 3,0 por ciento frente al 3,6 por ciento de junio.

Las previsiones de un sondeo de Reuters, en el que participaron 34 economistas, eran para un crecimiento anual de la masa monetaria del 3,2 por ciento.

(Krista Hughes y Sakari Suoninen)