1 de julio de 2009

Prestigio OPEP evita que Angola la abandone por menos ingresos

Por Henrique Almeida y Joe Brock

LUANDA/LONDRES (Reuters/EP) - La industria petrolera en expansión de Angola, sector vital de su economía, se ha visto duramente afectada por las restricciones de producción que aplica por su membresía a la OPEP, pero el prestigio internacional del grupo de exportadores es lo que la frenaría a abandonarlo.

Su ministro de petróleo es el presidente de la OPEP hasta fin de este año y cuando el glamour pase la realidad de la reducción de las ganancias por las exportaciones puede parecer más acuciante.

Angola recién se unió al grupo de exportadores de petróleo de 2 millones de euros anuales (2.830 millones de dólares) en el 2007.

"Ya hemos dicho que el sector petrolero de Angola decaerá principalmente debido a las nuevas obligaciones de Angola como miembro de la OPEP", dijo el ministro de Finanzas, Severim de Morais. "Angola tiene el potencial de producir mucho más que (...) lo que producimos en la actualidad", agregó.

Angola tiene recortada su producción de crudo en cerca de 200.000 barriles por día, según datos de Reuters, desde que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordó reducir los suministros desde septiembre del 2008 para elevar los precios del crudo.

Analistas dijeron que los ingresos perdidos no la convencerían a dejar al grupo debido a su deseo de status en el escenario mundial y especialmente dentro de Africa.

"Es ciertamente un asunto de prestigio. Angola está evaluando hacer una declaración de que es una creciente potencia mundial y está rivalizando con Nigeria, que estaba en la OPEP antes que ella", dijo Alex Vines, especialista angoleño del comité de expertos con sede en Londres, Chatham House.

El dilema de Angola es compartido por otros en el grupo. Los recortes de la OPEP producen mayores precios, pero en privado muchos miembros preferirían que otros absorbieran el dolor de reducir presupuestos.

Después de casi tres décadas de guerra civil, Angola necesita desesperadamente maximizar su propia producción de petróleo para ayudar a reconstruir la infraestructura.

Angola prevé que su sector petrolero se contraiga en 6,1 por ciento en el 2009, según su presupuesto revisado el 10 de junio.