31 de agosto de 2009

PREVIA-Referendo reelección enfrenta decisiva semana en Colombia

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTA (Reuters/EP) - El referendo que busca habilitar al presidente de Colombia Alvaro Uribe para buscar su segunda reelección inmediata en el 2010 enfrentará una semana decisiva en el Congreso, donde se espera que la plenaria de la Cámara de Representantes lo discuta, lo vote y lo apruebe.

El debate y la votación, previstas para el martes, se cumplirán en medio de denuncias de compra de votos a congresistas por parte del Gobierno, de espionaje y después del cambio de partido de siete legisladores en una movida que al parecer garantiza los votos para aprobar la iniciativa.

"Nosotros aspiramos que de las nueve de la mañana a las 12 de la noche, el país pueda conocer definitivamente cuál es el futuro del referendo reeleccionista. Que pueda continuar su trámite ante la Corte Constitucional o que sea archivado de manera definitiva", dijo a Reuters el presidente de la Cámara de Representantes, Edgar Gómez.

La votación no se realizó la semana pasada debido a que unos 92 legisladores se declararon impedidos y la plenaria comenzó a estudiar y rechazar caso por caso.

"Llegó el momento en que los representantes tenemos que asumir una responsabilidad real frente al tema", afirmó Gómez.

La votación se cumplirá después de denuncias de que la Central de Inteligencia continúa realizando interceptaciones telefónicas a legisladores para conocer su posición sobre el referendo y de ofertas de prebendas a congresistas para que lo apoyen.

"El Gobierno se destapó y está cometiendo actos de compra de conciencias que son delictivos y que francamente van en contra de la democracia", dijo el ex presidente César Gaviria, jefe único del opositor Partido Liberal.

CRECE TENSION POLITICA

Si la Cámara lo autoriza, el texto del referendo aprobado previamente por el Senado será sometido a un riguroso examen de legalidad por la Corte Constitucional que puede aprobarlo o rechazarlo por posibles irregularidades en su trámite.

En la eventualidad de que el tribunal lo declare legal el Gobierno convocará el referendo que deberá contar con la participación de un 25 por ciento de los electores habilitados, más de 7 millones de personas, que en las urnas decidirán si lo aprueban o lo niegan.

El ambiente de tensión política creció con la decisión de siete representantes y tres senadores que cambiaron de partido al abandonar a Cambio Radical y vincularse a la U.

Aunque inicialmente Cambio Radical hizo parte de la coalición de apoyo a Uribe en el Congreso, recientemente marcó diferencia por no estar de acuerdo con la reelección del mandatario, ante lo que decidió postular su propio candidato.

La decisión garantiza los siete votos de los legisladores que cambiaron de partido y bloquea la intención de Cambio Radical que buscaba sancionarlos por no acatar sus directivas.

Analistas y dirigentes políticos como Luis Eduardo Garzón, un ex alcalde de Bogotá, dan como un hecho la aprobación del referendo.

El popular mandatario, el más cercano aliado de Estados Unidos en América Latina en momentos en que líderes de izquierda ganan injerencia en la región, no ha hecho pública su intención de lanzar su candidatura para un nuevo periodo de cuatro años, pero tampoco la ha descartado.

Uribe, quien esta semana se recupera del virus de la gripe H1N1, también está bajo escrutinio de sus vecinos sudamericanos por un plan de permitir una mayor presencia de soldados y equipos estadounidenses en bases militares colombianas.

El gobernante, quien desde que asumió el poder en el 2002 impulsa una ofensiva contra la guerrilla izquierdista a la que obligó a replegarse a apartadas zonas montañosas y selváticas, mantiene una popularidad de alrededor de un 70 por ciento.