21 de septiembre de 2009

Prisiones afganas son santuario para militantes: comandante EEUU

KABUL (Reuters/EP) - Las prisiones afganas se han convertido en santuarios y campos de reclutamiento de insurgentes y muchas de ellas están ahora bajo el firme control de los talibanes, dijo el máximo comandante de Estados Unidos y la OTAN en el país, en una evaluación confidencial.

El general del Ejército Stanley McChrystal presentó una sombría evaluación de la guerra en Afganistán al Pentágono el mes pasado, de la cual el Washington Post obtuvo una versión sin clasificar de 66 páginas, que publicó el lunes en su página web.

La evaluación de McChrystal del conflicto de ocho años en Afganistán pinta un lúgubre panorama del progreso de la misión extranjera, que se enfrenta con una creciente insurgencia talibana y una elevada impopularidad entre los afganos.

Más de 2.500 insurgentes que forman parte de la población carcelaria de 14.500 personas están usando los complejos penitenciarios como santuarios donde radicalizan a los no insurgentes y planean mortíferos ataques, dijo McChrystal.

"Los líderes talibanes y de Al Qaeda coordinan y planean pacientemente, sin interferencia del personal de la cárcel o el Ejército", afirmó McChrystal.

DETENIDOS SIN CARGO

McChrystal también criticó a los centros de detención estadounidenses en el país, destacando la prisión de Bagram en una base aérea estadounidense en el norte de Kabul, donde los prisioneros tienen menos derechos que los detenidos en la Bahía de Guantánamo, Cuba.

Estados Unidos tiene unos 600 prisioneros en Bagram, muchos de los cuales están detenidos sin cargo.

"El pueblo afgano ve las operaciones de detención de Estados Unidos como reservadas y alejadas del debido proceso. Como resultado, cientos (de prisioneros) están detenidos sin cargo o sin un futuro definido", dijo McChrystal.

Este escenario, continúa, es funcional a la radicalización de los presos "mucho más allá de su orientación previa a la captura".

McChrystal dijo que las fuerzas estadounidenses deben trabajar en torno a un objetivo a largo plazo para "sacar a Estados Unidos del área de la detención".

"El deseado objetivo final debe ser el traspaso de todos los centros de detención en Afganistán (...) al Gobierno afgano", concluyó.