12 de agosto de 2009

Producción industrial India sube en junio a máximos 16 meses

Por Rajkumar Ray y Manoj Kumar

NUEVA DELHI (Reuters/EP) - La producción industrial de India creció a su ritmo más rápido en 16 meses durante junio, superando los pronósticos por amplio margen, impulsada por una mayor demanda del consumidor tras un alza salarial a los empleados públicos y medidas de estímulo oficiales.

Los economistas dijeron que el fuerte impulso de la actividad fabril podría ayudar a mitigar los efectos de una pobre temporada de monzones sobre el crecimiento económico, pero advirtieron que la mejora podría no ser sostenible.

"Aunque las cifras de producción de junio bien podrían resultar ser una aberración (...), la tendencia en la producción industrial está clara", dijo Robert Prior-Wandesforde, economista jefe para Asia de HSBC en Singapur.

La producción industrial de junio subió un 7,8 por ciento con respecto al año anterior, creciendo por sexto mes consecutivo basada en cifras revisadas y superando el ritmo de un alza de un 2,2 por ciento de mayo, gracias a que Nueva Delhi invirtió en proyectos de infraestructura y gastó más en los empleos rurales.

La tasa de crecimiento de la producción es la más alta desde febrero del año pasado y excedió largamente el pronóstico de un alza de 3,3 por ciento en un sondeo de Reuters entre analistas.

En julio, el banco central elevó su proyección sobre la inflación para el año fiscal que cierra en marzo a cerca de un 5 por ciento desde un 4 por ciento.

"Necesitamos ver una fuerza constante y sostenida en estos indicadores económicos para que el banco central empiece a normalizar su postura política", dijo Gunjan Gulati, economista de JPMorgan Chase en Mumbai.

La producción de bienes duraderos para el consumidor subió un 15,5 por ciento con respecto al año anterior, ya que los empleados públicos hicieron uso de sus gruesos cheques, mientras que la producción de bienes de capital creció un 11,8 por ciento, mostrando inversiones nuevas.

El total de agua caída desde el 1 de junio, inicio de la temporada monzónica de cuatro meses en India, ha estado un 28 por ciento por debajo de lo normal y el Gobierno dijo el martes que más de un cuarto de los distritos del país probablemente caerían en la sequía.

La producción agrícola depende fuertemente de las lluvias y el déficit de precipitaciones podría perjudicar la demanda rural, que representa más de la mitad del consumo nacional del país.