28 de agosto de 2009

Pte dominicano responde críticas empresas hondureñas

Por Manuel Jiménez

SANTO DOMINGO (Reuters/EP) - El presidente dominicano, Leonel Fernández, rechazó el jueves las críticas de empresarios hondureños que lo acusaron de utilizar una "política sucia", por su propuesta de excluir a Honduras de un tratado comercial regional para buscar el retorno de la democracia a ese país.

El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Amílcar Bulnes, sostuvo en un comunicado que el mandatario dominicano asumió "una política sucia y oportunista" al plantear la exclusión de Honduras del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, República Dominicana y Centroamérica (DR-CAFTA).

"Esa es una política sucia del presidente Fernández para tratar de que las inversiones que se están dando en Honduras se vayan para la República Dominicana", afirmó Bulnes.

República Dominicana propuso la exclusión de Honduras del DR-CAFTA como una manera de presionar por la reinstauración del depuesto presidente Manuel Zelaya, ante la negativa del Gobierno de facto de devolverle el poder.

"Lo que solicitamos al Consejo Hondureño de la Empresa Privada es que condene el golpe de Estado y apoye la democracia, de manera que las inversiones en las maquilas y otras áreas se incrementen y prevalezca la estabilidad política y la paz social", respondió Fernández en un comunicado expedido por el Palacio de Gobierno en Santo Domingo.

En el comunicado, el gobernante dominicano ratificó el pedido hecho en la noche del miércoles al inaugurar un evento regional de partidos políticos para que se proceda a una suspensión temporal de Honduras de su condición de socio en el DR-CAFTA y del comercio regional centroamericano.

"Nuestro interés es democrático, es por el restablecimiento de la democracia y no por hacer negocios", declaró Fernández, quien hizo la propuesta luego de que el Gobierno de facto de Honduras rechazó la mediación de una comisión de cancilleres promovida por la Organización de Estados Americanos (OEA).

El mandatario también fue criticado por el director ejecutivo de la Asociación de Maquiladoras de Honduras, Guillermo Matamoros, quien sostuvo que Fernández "no sólo quiere afectar a Honduras, sino quedarse con todo el pastel de Centroamérica en el caso del sector textil y confección".

Fernández advirtió que un colapso del sistema democrático provocaría una estampida de las inversiones que pudieran venir a la región y, por consiguiente, una vuelta al incremento del desempleo, la pobreza, el caos social y la violencia política.

El Tratado de Libre Comercio para la República Dominicana y Centroamérica (DR-CAFTA por sus siglas en inglés) da beneficios arancelarios además de a Santo Domingo a Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, para los que Estados Unidos ha sido históricamente el mayor socio comercial.

El Gobierno de facto que se instaló en Honduras tras el golpe de Estado del 28 de junio está bajo presión internacional para que restablezca a Zelaya y una misión de la OEA ha estado buscando una salida negociada a la crisis política de uno de los países más pobres de Centroamérica.