14 de agosto de 2009

La puerta está abierta para negociar con EEUU: Corea del Norte

HANOI (Reuters/EP) - Corea del Norte está dispuesta a sostener negociaciones con Washington, dijo el viernes un diplomático de alto rango del Estado comunista, en los primeros comentarios de ese tipo desde que el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton visitó Pyongyang la semana pasada.

Corea del Norte liberó a dos periodistas estadounidenses y a un trabajador surcoreano en los últimos días, dos acciones que según los analistas podrían marcar un cambio de tono desde Pyongyang luego de que en los últimos meses incrementó las tensiones con un ensayo nuclear y lanzamientos de misiles.

Consultado acerca de la posibilidad de negociaciones con Estados Unidos, Kim Yong-il, un viceministro del Ministerio de Relaciones Exteriores norcoreano, dijo a los periodistas en Hanoi a través de un intérprete: "Siempre mantenemos la puerta abierta a las negociaciones".

Es inusual que funcionarios norcoreanos de alto rango hagan comentarios a periodistas cuando viajan al extranjero. Kim se encontraba en Vietnam para el segundo intercambio anual de políticas viceministeriales entre ambas naciones, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Vietnam.

Corea del Norte ha dicho en sus medios oficiales que considera concluidas las negociaciones a seis bandas -que también incluyen a Washington- para poner fin a su programa de armas nucleares.

Corea del Norte también ha indicado en su prensa oficial que está dispuesta a emplear la diplomacia con Estados Unidos, pero que Washington debe abandonar lo que Pyongyang ve como una actitud hostil.

El gobierno del presidente Barack Obama ha dicho que no cree que la visita de Clinton cambie las relaciones con el Estado comunista, y sostiene que el viaje humanitario no estuvo relacionado con el tema nuclear.

En Pyongyang, Clinton se reunió con el líder norcoreano, Kim Jong-il, y consiguió la libertad de dos periodistas estadounidenses detenidas desde marzo por ingresar ilegalmente a territorio norcoreano.

Corea del Norte liberó el jueves a un trabajador surcoreano detenido durante casi cinco meses, acusado de insultar a sus líderes, en una decisión que podría aliviar la tensión con su vecino del sur.