28 de abril de 2007

Puerto Rico.- El Gobierno puertorriqueño anuncia recortes drásticos en salud, servicios sociales y educación

SAN JUAN, 28 Abr. (AP) -

El gobernador de Puerto Rico, Aníbal Acevedo, anunció ayer que el Gobierno deberá realizar recortes drásticos en materia sanitaria, educativa y de servicios sociales, ya que, por segundo año consecutivo, los presupuestos generales serán menores a los del anterior año fiscal.

"Un presupuesto nuevamente menor, esta vez de 261 millones de dólares menos (más de 190 millones de euros), requiere de ajustes y recortes", aseguró Acevedo. "Son más recortes en educación, salud y en la mayoría de las agencias del Gobierno central", explicó el mandatario en su mensaje anual de presupuesto ante el legislativo.

Así, el presupuesto para el año fiscal que comienza el primero de julio --2008-- es de 9.227 millones de dólares, mientras que el presupuesto de 2007 fue de 9.488 millones de dólares y el de 2006 de 9.641 millones, aunque se gastaron 9.596 millones.

Al Gobierno de Acevedo Vilá (2005-2009) le ha tocado la tarea de sobrellevar las finanzas públicas en un periodo de desaceleración económica en la isla caribeña y en momentos en los que las agencias privadas que califican la capacidad de pago del Gobierno puertorriqueño le han concedido calificaciones bajas a causa de la acumulación de deuda.

"El presupuesto está fundamentado en un estimado conservador de crecimiento económico de la Junta de Planificación de 0,8 por ciento para el próximo año fiscal", señaló el gobernador.

De las 124 entidades gubernamentales, sólo 20 recibirán un aumento en el presupuesto del año fiscal 2008, 27 agencias tendrán menos dinero y 48 recibirán el mismo presupuesto.

Las restantes 29 son corporaciones públicas autosuficientes o que no han recibido dinero del fondo general del Gobierno desde el año fiscal 2006.

El Departamento de Educación, que gestiona más de 1.500 escuelas en el país, recibirá 2.396 millones de dólares, 80 millones de dólares menos. Por su parte, la Administración para el Cuidado y Desarrollo Integral de la Niñez, agencia gubernamental que depende del Departamento de la Familia, no recibirá dinero el próximo año fiscal. Se le recortaron los 13 millones de dólares que recibía, y otra entidad del área familiar, la Administración de Familias y Niños, recibirá 87 millones de dólares menos, recortándosele así casi un 56 por ciento de su presupuesto.

Por su parte, el Departamento de Salud obtendrá 42 millones de dólares menos, un recorte del 14 por ciento, frente a la Policía que recibirá 26 millones de dólares más que el año fiscal 2007.

Aunque la reforma contributiva y el impuesto sobre las ventas y uso (IVU) del 7 por ciento, que estableció el Gobierno, no ha llenado las expectativas, el mandatario mantuvo su optimismo en que la situación económica mejorará y que los ajustes presupuestarios rendirán fruto para el último presupuesto de su cuatrienio, que pronunciará el año próximo.