28 de agosto de 2009

Reconstruyen el pene de un niño brasileño tras ataque de poodle

RIO DE JANEIRO (Reuters/EP) - Médicos de Brasil reconstruyeron el pene de un niño que fue arrancado de un mordisco por un poodle cuando el chico era un bebé.

El niño, de 10 años y cuyo nombre no fue revelado, fue atacado por el poodle de su familia luego de que lo dejaron solo con la mascota cuando tenía seis meses en el estado de Alagoas, en el noreste del país, dijo su madre según citas divulgadas por medios brasileños.

El niño creció sin su pene y debió abandonar su escuela hace dos años debido a las burlas de sus compañeros, dijo Ana Lucia de Jesús a la cadena de noticias Globo.

"El sentía mucha vergüenza en la escuela porqué se burlaban de él. Ahora podrá tener una vida normal", declaró ella.

La operación de seis horas para reconstruir el miembro fue realizada el viernes pasado en el hospital Jesús de Río de Janeiro con la ayuda de un especialista que viajó desde Italia, dijo Francisco Nicanor, uno de los médicos involucrados en la cirugía.

El niño aún debe someterse a otra operación para restaurar las capacidades reproductivas de su miembro, dijo Nicanor a Reuters.

"La primera operación fue para darle su identidad sexual y para permitir la función urinaria", agregó.

Como su familia era demasiado pobre para pagar por la cirugía, su localidad pagó por el viaje a Río y el hospital pagó el traslado del cirujano italiano.

La madre del chico fue citada diciendo que el perro nunca había sido agresivo con anterioridad y que debió haber estado hambriento.