15 de agosto de 2009

Reestructuración deuda da respiro a mexicana Cemex

Por Gabriela López

MONTERREY, México (Reuters/EP) - La cementera mexicana Cemex, la tercera más grande del mundo, alivió el viernes su situación financiera de corto plazo al reestructurar deuda que vencía entre el 2009 y el 2011, y dijo que planea emitir hasta 4,800 millones de nuevas acciones como parte del plan.

Cemex informó que logró extender hasta el 2014 el vencimiento final de deuda por 15,000 millones de dólares y que analiza acudir a los mercados de capitales para cubrir las amortizaciones.

"La compañía tiene el objetivo de cumplir sus obligaciones de vencimientos (...) utilizando recursos provenientes de diversas fuentes, incluyendo flujo de efectivo libre, venta de activos no estratégicos, así como transacciones de mercado de capitales", detalló la firma en un comunicado.

Más tarde el viernes, Cemex dijo que convocó a una asamblea extraordinaria de accionistas para el 4 de septiembre, en la que les propondrá emitir hasta 4,800 millones de nuevas acciones, que colocaría a través de una oferta pública o para respaldar obligaciones convertibles.

Las nuevas acciones se integrarían a razón de tres por cada Certificado de Participación Ordinario (CPO) que cotiza en la bolsa mexicana, que al precio de cierre del viernes le permitiría obtener alrededor de 1,700 millones de dólares.

El aumento de capital, que podría realizarse en un plazo de 24 meses, está dentro del rango que los analistas esperaban.

REESTRUCURACION AUMENTARIA COSTO FINANCIERO

Cemex quedó bajo presión desde que compró en el 2007 a la productora de materiales para construcción Rinker, una adquisición que aumentó su deuda y amplió su exposición en el mercado estadounidense justo al iniciarse la recesión mundial.

La reprogramación de la cementera, donde Lazard actuó como asesor financiero, incluye deuda bancaria de créditos sindicados y bilaterales con aproximadamente 75 bancos, así como 895 millones de dólares en bonos privados.

Los bancos líderes en el proceso son Citigroup, BBVA, Santander, HSBC y Royal Bank of Scotland.

La cementera dijo que el plan considera un calendario de vencimientos semestrales que concluirían con un pago final el 14 de febrero del 2014, una tasa de Libor más 450 puntos base (pb) y una tasa fija del 8.91 por ciento para los bonos.

"Es un poquito más caro de lo que logró Heidelberg, pero se elimina el riesgo de que la compañía caiga en un incumplimiento", dijo un analista que pidió omitir su nombre.

La cementera alemana Heidelberg, cuyos problemas financieros llevaron a que el multimillonario Adolf Merckle se suicidara, logró en junio refinanciar su deuda con nuevos créditos por 12,000 millones de dólares.

Las acciones de Cemex, que alcanzaron esta semana su mayor nivel en los últimos dos meses, cayeron el viernes un 4.28 por ciento en la bolsa mexicana a 13.86 pesos, mientras en Nueva York perdieron un 3.41 por ciento a 10.76 dólares, en medio de mercados a la baja.

El refinanciamiento "ya había sido descontado" por el mercado, dijo Mauricio Cervantes, operador de Multivalores en la ciudad de México.

Los títulos cayeron en marzo a un mínimo anual de 5.33 pesos, por temores a la que cementera mexicana incumpliera el pago de su deuda.

El plan de Cemex contempla, además, un paquete de acciones de algunas de sus subsidiarias como garantía y restricciones operativas y financieras, que la compañía no detalló.

La cementera lleva a cabo un plan de reducción de costos con el que espera obtener ahorros por 900 millones de dólares este año, lo que le ayudaría a alcanzar un flujo de efectivo libre de 1,600 millones de dólares al cierre del 2009.

Además, la compañía acordó vender sus operaciones en Australia a su rival suiza Holcim por unos 1,600 millones de dólares.

(1 dólar=12.885 pesos)